(Bolivia.com).- 70 familias que viven en la ribera del río Tolomosa, en la Reserva Biológica de la Cordillera de Sama, en Tarija, conservan de manera sostenible el cangrejo de agua dulce. 

El objetivo es la recuperación de este animal que se encuentra en serio peligro de extinción y, además, mejorar los ingresos económicos de estas peculiares familias “productoras” de los crustáceos.

Se trata de familias de las comunidades de San Andrés, Guerrahuayco, Bella Vista, Pantipampa y Monte Espeso en el municipio de Cercado en Tarija.

El proyecto se denomina “Aprovechamiento Sustentable de la fauna Acuícola de la cuenca de Tolomosa con énfasis en la cría del cangrejo dulce” y es apoyado por la Fundación Puma.

El responsable del proyecto, Job Flores, informó a Enlared-Onda Local que la reserva tarijeña reúne buenas condiciones para este emprendimiento, por lo cristalino de muchas de sus aguas.

“Hemos elegido ocho lugares de conservación en la Reserva Biológica de la Cordillera de Sama, de aguas cristalinas que se requieren para la vida del cangrejo; además estamos aprovechando para cultivar y hacer que la gente tenga ingresos adicionales”.

Flores afirmó que los cangrejos fueron emplazados en ocho lugares de conservación, espacios cerrados donde se han construido granjas para aumentar el nivel de producción y, de este modo, reducir la pesca indiscriminada.

El proyecto se inició a fines de 2007, el 2008 fue de experimentación y adecuación de las granjas y, a fines del año pasado, ya se pudo contar con granjas en proceso de producción. En los reservorios también se crían peces como la llausa y el doradito.

“Ya tenemos granjas en producción, donde hay inclusive reproducción natural de los cangrejos, hemos logrado colocar sus sacos de arena, greda y piedra para que allí hagan sus madrigueras, lugares de reproducción y también de desarrollo, estamos proveyendo alimento balanceado para aumentar las densidades de población”, destacó el técnico Flores.

Hasta fin de 2009 se busca comercializar el cangrejo congelado y ahumado y, posteriormente, se intentarán otras formas derivadas del producto.

El kilo de cangrejos cuesta entre 50 a 60 bolivianos y tiene propiedades alimenticias, con 32 % de proteína, fósforo, calcio, hierro y vitamina A.

Fuente: http://www.bolivia.com