COQUIMBO.- Dos proyectos liderados por investigadores del Departamento de Acuicultura de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte, uno dedicado a cojinoba del norte (Seriolella violacea) y el otro a camarón de río camarón de río del norte (Cryphiops caementarius), fueron seleccionados en el XVI Concurso de I+D FONDEF 2008-2009, recibiendo en conjunto un aporte superior a los 540 millones de pesos.

En el primer caso, el proyecto corresponde al FONDEF- DO8I1119: “Desarrollo de una tecnología base de cultivo para la producción de  cojinoba del norte (Seriolella violacea). 2da Parte. Producción de juveniles y engorde en jaulas”, cuyo director es el Dr. Alfonso Silva Arancibia, investigador del Departamento de Acuicultura y Jefe del Laboratorio de Peces de la UCN. .
 
Aún sin una oferta estable, señala el Dr. Silva, este recurso muestra precios atractivos de exportación (US$ 3 a  US$ 4,5/ Kg) en mercados como  Japón, China, España y Portugal. Por ello, el equipo de investigadores que lidera ha dedicado a la cojinoba del norte importantes esfuerzos en los últimos años, logrando importantes avances: se probó el acondicionamiento y reproducción espontánea de la especie en cautiverio, la factibilidad de cultivo larval y producción experimental de juveniles, y su engorde en estanques con resultados que permiten proyectar su tamaño comercial en 1 a 1,5 años.
 
Ahora, el trabajo de los próximos 48 meses, que cuentan con un aporte FONDEF de casi 338 millones de pesos, estará centrado en consolidar el protocolo de producción estable de juveniles a nivel pre-comercial y probar el engorde de juveniles en jaulas. Asimismo, precisa el científico, se buscará validar la evaluación económica y el plan de negocios de la actividad de cultivo, para iniciar  la transferencia tecnológica efectiva del proyecto a la empresa productiva nacional.
 
Especie apta

Entre  las especies nativas de importancia económica para la zona norte y cuya captura a decaído ostensiblemente en los últimos  quince años hasta el punto de no registrarse desembarques industriales en el año 2007 está la cojinoba del norte (Seriolella violacea Guichenot, 1848), pez de buen tamaño, perteneciente al grupo de los llamados peces azules  y similar a especies cultivadas a nivel mundial con gran éxito.
 
A diferencia de otras especies ya estudiadas o en estudio, la cojinoba del norte es una especie que además de ser nativa, apta para desarrollar en la zona norte y tener importancia económica, presenta rápido crecimiento y reproducción espontánea en cautiverio, lo que ha sido demostrado en la primera parte del proyecto FONDEF DO2I1161 “Investigación y desarrollo de una tecnología base de cultivo para la producción de cojinoba del norte (Seriolella violacea)” realizado por la UCN.
 
Manejo sustentable
 
El segundo proyecto adjudicado por la UCN en el XVI Concurso de I+D corresponde al   FONDEF D08I1104 “Una nueva estrategia pesquera-acuícola para el camarón de río del norte (Cryphiops caementarius): bases para la generación de un programa de manejo sustentable del recurso”, cuya directora es la Mg. María Cristina Morales Suazo, académica del Departamento de Acuicultura e integrante del equipo de investigadores del Laboratorio de Crustáceos de la UCN.
 
Si bien el camarón de río del norte es una especie endémica de importancia social y comercial, cuya extracción sirve de sustento a una gran cantidad de “extractores” artesanales de los principales cursos de agua de la zona centro norte del país, tanto el recurso como los “camaroneros” se encuentran en una condición de total indefensión. Ello, porque el camarón no constituye un “recurso pesquero” y, por lo mismo, quienes se dedican a su extracción no tienen la calidad de “pescadores”, lo que hace que toda la actividad sea informal. Estas condiciones hacen que el camarón de río no sea incluido en las estadísticas generadas por la Subsecretaría de Pesca.
 
Numerosos han sido los intentos para desarrollar actividades de acuicultura dedicadas a este recurso, los que han fracasado principalmente debido a la dificultad de producir artificialmente juveniles aptos para ser sembrados en sistemas de cría y por la escasez de sitios aptos para construir estanques de cultivo eficientes. Los investigadores de la UCN ya resolvieron el primer problema, desarrollando una tecnología que permite producir artificialmente juveniles. No obstante, la etapa siguiente, vale decir, criar los camarones hasta la talla comercial (30-40 g) está pendiente por la mencionada escasez de sitios adecuados.
 
Estrategia pesquera acuícola

Frente a esta situación, el trabajo de los próximos 40 meses en el marco de este proyecto FONDEF consistirá en utilizar los avances logrados por el grupo de investigadores a cargo, y sumar a este “know how” la organización lograda por la Asociación de Camaroneros del Choapa, el interés de las autoridades del área (Sernapesca, Subsecretaría de Pesca) por otorgar formalidad a esta actividad y de los agentes comunales (Municipalidad) por tratar de disminuir las brechas de pobreza de las comunidades rurales que extraen camarones de los cursos de agua donde éstos naturalmente existen. Todo este esfuerzo, que cuenta con un aporte FONDEF de cerca de 205 millones de pesos,  estará dedicado a desarrollar una estrategia pesquera acuícola que permita sustentar la actividad sembrando ejemplares juveniles producidos en laboratorio en un curso de agua donde naturalmente existen camarones y se realiza su extracción. Esta estrategia será transferida a instituciones públicas vinculadas y organizaciones directamente asociadas al recurso, para ser utilizada en el desarrollo de un programa de manejo sustentable para el camarón de río del norte y aplicable con las respectivas particularidades a los distintos cursos de agua donde se ejecutan actividades de extracción de camarón.

Fuente: Universidad Católica del Norte