FAO– NACA – UNEP – WB – WWF

Traducción: Aquacultura Hoy.




FAO/NACA/UNEP/WB/WWF.2006. International Principles for Responsable Shrimp Farming. Network of Aquaculture Centres in Asia-Pacific (NACA). Bangkok, Thailand. 20pp.


Resumen

La crianza de camarón es uno de los sectores con mayor crecimiento en muchas partes del mundo y también uno de los más controversiales. La rápida expansión de este sector genera ingresos para muchos países, pero viene acompañado por una creciente preocupación sobre los impactos ambientales y sociales. Los Principios Internacionales para la Crianza Responsable del camarón proveen una base sobre la cual los involucrados pueden colaborar para un desarrollo más sostenible de la crianza de camarón. Los Principios Internacionales han sido desarrollados por el Consorcio sobre la crianza de camarón y el ambiente, el cual esta conformado por Food and Agricultura Organization (FAO) de las Naciones Unidas, la Network of Aquaculture Centres in Asia-Pacific (NACA), el Global Programme of Action for the Protection of the Marine Environment del Programa Ambiental de la Naciones Unidas (UNEP/GPA), el Banco Mundial (WB) y la World Wildlife Fund (WWF).



1. ANTECEDENTES Y OBJETIVOS.

1.1. Introducción.

La producción de la acuicultura y la comercialización de los productos de la acuicultura continua creciendo rápidamente, respondiendo a un incremento de la demanda global por pescado, camarón, moluscos y otros productos acuáticos. En el 2004, la producción de la acuicultura alcanzo las 59 millones de toneladas, con una recaudación en granja valorizada en US$ 70 billones. Los países en desarrollo dominan la producción de la acuicultura y comercialización, contribuyendo con cerca del 80% de la producción y con el 50% del valor del comercio internacional de productos acuáticos. La acuicultura esta haciendo una significativa contribución al comercio global de alimentos marinos, así como al consumo domestico, y continuara creciendo, debido al estancamiento de las capturas.

Con el incremento del volumen de producción, el comercio y el consumo, hay un incremento en la demanda para mejorar la sostenibilidad, la aceptación social y la seguridad para la salud humana del sector de la acuicultura. Este no solo afecta al comercio internacional y presiona a los productores para enfocarse en los métodos de producción que los conduzcan a lograr esto, sino que desafía a los países productores para desarrollar e implementar políticas adecuadas y apropiadas; y a las instituciones que proveen un ambiente propicio para la producción y comercio responsable. Para ayudar a alcanzar estos objetivos, los miembros de FAO en 1995 adoptaron el Código de Conducta para la Pesca Responsable, proveyendo una estructura para el desarrollo responsable de la acuicultura y pesca.

1.2. Crianza de camarón.

La crianza de camarón es un de los sectores de la acuicultura con mas rápido crecimiento en Asia y Latinoamérica, y recientemente en África, pero también una de las mas controversiales. La rápida expansión de la crianza de camarón ha generado ingresos substanciales para muchos países en desarrollo, así como para los países desarrollados, pero viene acompañada por una creciente preocupación sobre los impactos ambientales y sociales. Los principales temas incluyen las consecuencias ecológicas de la conversión de ecosistemas naturales, particularmente manglares, para la construcción de estanques de camarón, los efectos como la salinización del agua subterránea y los suelos agrícolas, el uso de harina de pescado en las dietas de los camarones, la contaminación de las aguas costeras debido a los efluentes de los estanques, impactos sobre la biodiversidad debido a la colección de reproductores y semillas de la naturaleza, y conflictos sociales en algunas áreas costeras. La sostenibilidad de la acuicultura del camarón ha sido cuestionada, debido a la contaminación en las áreas en que crece el camarón, combinado con la introducción de patógenos, lo que significo el mayor brote de enfermedades del camarón, y produjo pérdidas económicas significativas en los países productores.

Debido a fuerte interés global en la crianza de camarón y los cuestionamientos que han surgido de este desarrollo, un programa consorciado que incluye al Banco Mundial, NACA, la WWF y FAO se inicio en 1999 para analizar y compartir experiencias sobre los impactos ambientales y sociales, y el manejo sostenible de la crianza de camarón. El desarrollo del programa de trabajo para el Consorcio se beneficio de la recomendaciones de la FAO Bangkok Technical Consultation on Polices for Sustainable Shrimp Culture (FAO, 1998), una revisión del Banco Mundial sobre las prácticas de manejo impulsadas por NACA y WWF en Bangkok, Tailandia. La Consulta de Expertos de FAO sobre Buenas Prácticas de Manejo y Buenas Leyes y Acuerdos Institucionales para el Cultivo Sostenible de Camarón realizado en Brisbane, Australia en Diciembre del 2000, proveyó de información adicional para el proceso del Consorcio.

El Comité de FAO sobre Pesca subcomité sobre Acuicultura en su segunda sesión realizado en Trondheim, Noruega, en 2003 acordó que se pueden desarrollar principios de manejo para apoyar el desarrollo sostenible de la acuicultura, con una prioridad para mejorar el manejo de la crianza de camarón. Durante este encuentro el Global Programme of Action for the Protection of the Marine Environment del Programa Ambiental de la Naciones Unidas (UNEP/GPA) expreso su interés en sumarse a la iniciativa.

1.3. Proceso.

Los Principios Internacionales para la Crianza Responsable del Camarón han sido sintetizados de los resultados de estudios y consultados, conducidos por el Consorcio, que incluyo a un amplio rango de involucrados, desde el gobierno, organizaciones privadas y organizaciones no gubernamentales.

1.4. Objetivo.

El objetivo de los Principios Internacionales como mandato para los miembros de la FAO y NACA, es proveer principios para la administración de la crianza de camarón u de proveer una guía en la implementación del Código de Conducta para la Pesca responsable de FAO en el sector de la acuicultura del camarón. Los Principios Internacionales consideran los temas técnico, ambiental, social y económico a nivel local, regional y global. Los principios y las guías asociadas sobre la implementación pueden ser usados por los sectores públicos y privados para desarrollar Códigos de Prácticas (COP) específicos para cada lugar, mejores prácticas de manejo (BMPs) u otra propuestas de administración para la crianza de camarón, apropiadas para la adopción por los productores en determinado contexto social, económico y ambiental.

Los Principios Internacionales proveen una base para que los involucrados puedan colaborar por el desarrollo sostenible de la crianza de camarón. Para los gobiernos, ellos proveen una base para estructura política, administrativa y legal, que puede ser renovada (o formuladas cuando no hay ninguna), ajustada, establecida e implementada de acuerdo a las características especificas y necesidades del sector, con la finalidad de proteger e incrementar la industria, el ambiente, otros usos del recurso y a los consumidores. Típicamente, existe legislación y guías que han sido adaptados para otras industrias y no siempre aplicables para la acuicultura. El fortalecimiento de los acuerdos institucionales, la capacidad y la asociatividad, es también importante para asegurar la cooperación y coordinación de todas las instituciones relevantes con jurisdicción sobre los recursos naturales, animales y la salud pública. Los Principios Internacionales también proveen la base para el desarrollo de estándares y sistemas de certificación. Además detalles sobre la implementación y conformidad para los Principios Internacionales estará a disposición a través de otra publicación, la misma que viene siendo preparada por el Consorcio.


2. PRINCIPIOS INTERNACIONALES PARA LA CRIANZA RESPONSABLE DE CAMARON.

Principio 1: Ubicación de la granja.

Localizar las granjas de camarón de acuerdo a la planificación legal y de acuerdo al marco legal en lugares ambientalmente adecuados, haciendo eficiente uso de los recursos agua y suelo, y en forma de conservar la biodiversidad, habitats ecológicamente sensibles y funciones del ecosistema, reconociendo otros usos del suelo, y que otras personas y especies dependen de estos ecosistemas.

Justificación:

La experiencia a nivel mundial a mostrado claramente que la ubicación inapropiadas y no planificadas de las granjas de camarón resulta en fracasos, degradación ambiental conflictos por el uso del suelo e injusticia social. De esta forma, es imperativo que, durante el establecimiento de las granjas de camarón, debe considerarse el ambiente, los habitats sensibles ecológicamente, otros usos del suelo, y la sustentabilidad de las actividades de la crianza de camarón.

Guía de Implementación:

- Construir nuevas granjas de camarón sobre la zona Inter-mareal.

- No destruir los manglares u otros habitats húmedos sensibles.

- No localizar las granjas de camarones sobre suelos arenosos u otras áreas en donde la filtración o la descarga de agua salada pueda afectar los terrenos agrícolas o el abastecimiento de agua dulce.

- No localizar nuevas granjas de camarón en áreas que ya han alcanzado su capacidad de carga para la acuicultura.

- Conservar zonas de amortiguamiento y corredores entre las granjas, y otros usuarios y habitats.

- Obedecer el uso del suelo y otras leyes de planificación y planes de manejo costero.

- Mejorar las granjas existentes en la zona Inter-mareal y las áreas de manglares a través de la restauración de manglares, retiro de los estanques improductivos y el incremento de la productividad de las granjas restantes sobre la zona Inter-mareal.

Principio 2: Diseño de la granja.

Diseñar y construir las granjas de camarón de forma tal que minimicen el daño ambiental.

Justificación:

Con el incremento de la intensidad y expansión de la crianza de camarón en los últimos años, se deben usar técnicas adecuadas de diseño y construcción cuando se van a establecer nuevas granjas de camarón. La ventaja de mejorar las técnicas de cultivo de camarón es que no solo considera el cultivo de camarón y el manejo de la granja, sino también integra a la granja en el ambiente local, causando las menos alteraciones posibles al ecosistema que lo rodea.

Guía de implementación:

- Incorporar las áreas de amortiguamiento y las técnicas y prácticas de ingeniería que minimicen la erosión y la salinización de las áreas circundantes durante la construcción y operación de la granja.

- Minimizar las alteraciones de los suelos ácidos-sulfatados durante la construcción y operación.

- Conservar la biodiversidad y fomentar el reestablecimiento de los habitats naturales en el diseño de la granja.

- Minimizar la creación de áreas degradadas como montículos y fosos sin uso.

- Diseñar diques, canales e infraestructura en forma de que no se ha adversamente afectada la hidrológica.

- Puntos de descargas de efluentes separados del canal de abastecimiento para reducir la contaminación y mantener la bioseguridad.

Principio 3: Uso del agua.

Minimizar el impacto del uso del agua para la crianza de camarón sobre los recursos hídricos.

Justificación:

Minimizar el uso de nueva agua es una parte esencial de una moderna y ambientalmente responsable crianza de camarón. La reducción del intercambio de agua beneficia a los granjeros por una disminución de los costos de bombeo y la reducción de probabilidad de introducir compuestos tóxicos, patógenos, vectores de enfermedades y otros organismos indeseables dentro de la granja. Esto también beneficia al ambiente por la reducción de la descarga de nutrientes y de materia orgánica de la granja y por la reducción de la utilización del los preciosos recursos de agua dulce. Innovaciones recientes han demostrado de que apropiados protocolos de manejo pueden reducir el intercambio los requerimientos de intercambio de agua, aun en sistemas altamente intensivos, sin pérdidas en el crecimiento del camarón. Este tiene beneficio para todas la parte y podría ser fomentado en todos los niveles.

Guía de implementación:

- No usar el agua subterránea para controlar la salinidad.

- Usar eficientemente el agua a través de la minimización de la abstracción de agua.

- Minimizar la descarga de efluentes y sedimentos de la granja al ambiente.

- Apuntar a retornar el agua al ecosistema en que fue tomada con bajas concentraciones de nutrientes, materia orgánica y solidos.

- Incorporar estanques de asentamiento y sedimentación en los diseños de la entrada y descarga del agua.

- Administrar la calidad del agua y suelo para mantener condiciones ambientales adecuadas en los estanques de camarón.

Principio 4: Reproductores y postlarvas.

En la medida de lo posible, usar poblaciones seleccionadas domesticadas de reproductores y postlarvas de camarónes libres y resistentes a las enfermedades para incrementar la bioseguridad, reducir la incidencia e incrementar la producción, mientras que se reduce la demanda por las poblaciones naturales.

Justificación:

Las recientes tendencias en la crianza de camarón han cambiado hacia el uso de poblaciones domesticadas de animales, siguiendo el actual paradigma de la agricultura. La eliminación de la necesidad de fuentes de reproductores y postlarvas de la naturaleza viene conduciendo a la industria de desarrollar exitosos programas para incrementar sus poblaciones de camarón, en términos de sus características reproductivas y de producción. Esto también conduce a poblaciones libres y/o resistentes a las enfermedades. Concomitantemente, estos avances conducen a una reducción de las demanda de poblaciones naturales y por lo tanto reducciones en las capturas no deseadas y pérdidas de habitat envueltos con su recolección. Sin embargo, se requiere de un trabajo adicional para alcanzar estos avances en todas las especies que se viene cultivando actualmente. Los problemas con el traslado de especies no nativas, las cuales traen nuevos riesgos de transmisión de enfermedades y la reducción de la biodiversidad, deben ser direccionado.

Guía de implementación:

- Evitar los impactos negativos sobre la biodiversidad de la recolección de reproductores o postlarvas capturadas de la naturaleza.

- Dar preferencia a las especies de camarones locales y nativas.

- Adoptar medidas de cuarentena y bioseguridad para reducir el riesgo de la introducción de enfermedades.

- Usar poblaciones domesticadas de ser posible.

- Poblaciones de postlarvas de buena calidad para mejorar las probabilidades de éxito en la cosecha.

- Cumplir con los criterios de control nacional, regional e internacional de traslado y cuarentena de animales.

Principio 5: Administración del alimento.

Utilice alimentos y prácticas de alimentación que hagan eficiente el uso de los recursos alimenticios disponibles, promover el crecimiento eficiente del camarón, minimizar la producción y descarga de desechos.

Justificación:

El control y racionalización de los alimentos y la alimentación en la crianza moderna de camarón es de importancia crítica en el mantenimiento de la efectividad en costos y una industria ambientalmente responsable. Este se debe a muchos factores incluido: alimentos y alimentación representan entre el 50 – 60% de los costos operacionales de la crianza de camarón semi-intensivo e intensivo. Los alimentos desechados (no consumidos y no metabolizados) afectan la calidad del agua y predisponen a los camarones a enfermedades, además es el mayor contribuidor a la descarga de nutrientes y materia orgánica de las granjas de camarones, lo que conduce a una eutrofización del ambiente. El incremento en el interés respecto al uso de desechos debido a la escasez de recursos como harina de pescado que forma parte de la dieta de los camarones. La formulación de dietas eficientes en costo y alta calidad, baja contaminación, y una apropiada administración del régimen de alimentación son cruciales para optimizar el uso eficiente de los alimentos en la crianza de camarones.

Guía de implementación:

- Uso de alimentos formulados de buena calidad.

- Hacer un uso eficiente de los recursos alimenticios del camarón.

- Minimizar la descarga de desechos de alimentos.

Principio 6: Administración de la salud.

Los planes de administración de la salud pueden ser adoptados con el objetivo de reducir el estrés, minimizar el riesgo de enfermedades que afecten las poblaciones de cultivo y naturales, e incrementen la salubridad del alimento.

Justificación:

El mantenimiento de la salud de las poblaciones de camarón en situaciones de crianza debe focalizarse en el mantenimiento de la salud del ambiente en los estanques para todas las fases del ciclo de cultivo, con la finalidad de prevenir problemas en los estanques antes de que ellos ocurran y reducir la probabilidad de la transmisión de enfermedades fuera de las granjas. Intentar limitar la introducción de enfermedades a través del uso de poblaciones libres de enfermedades, por medio de la preparación de los estanques antes de la siembra, mantenimiento de las condiciones ambientales optimas por el manejo de las densidades de cultivo, aireación, alimentación, intercambio de agua y control de la proliferación del fitoplancton, monitoreo de rutina y registro de la salud del camarón para detectar algunos problemas, y el mantenimiento de la bioseguridad en la cuarentena y tratar algunas enfermedades en los estanques, son todos los elementos críticos en un plan de administración de salud.

Guía de implementación:

- Implementar prácticas de manejo de la salud que reduzcan el estrés en el camarón y se focalicen en la prevención de la enfermedad antes que en el tratamiento.

- Mantener la bioseguridad y minimizar la transmisión de enfermedades entre reproductores, hatchery y sistemas de crecimiento.

- Implementar estrategias de manejo que eviten la difusión de las enfermedades del camarón dentro y entre granjas.

- Usar drogas veterinarias responsablemente y minimizar el uso de los antibióticos.

Principio 7: Salubridad del producto.

Asegurar la salubridad del alimento y la calidad de los productos de camarón, mientras que se reduce el riesgo para el ecosistema y la salud humana del uso de químicos.

Justificación:

Se esta incrementando el interés en la seguridad de los alimentos que se venden en los mercados mundiales. Este interés incluye no solo asegurar que los alimentos para consumo humano estén libres del exceso de químicos perjudiciales o no deseados, sino también de que los trabajadores que producen estos alimentos y el ambiente que rodea las instalaciones de cultivo se han protegidos de los efectos negativos del uso de estos químicos. El incremento de las llamadas para la trazabilidad de los productos alimenticios están también afectando a la industria de la producción de alimentos, para que los consumidores puedan estar seguros de que los productos han sido producidos sin el uso de tecnologías transgenicas, sin adición de químicos perjudiciales o indeseables o aditivos, y que todos los ambientes y ecosistemas afectados por las instalaciones de producción no han sido comprometidos de ninguna forma.

Guía de implementación:

- No usar drogas veterinarias y químicos prohibidos.

- Ser responsable en el uso de drogas veterinarias permitidas y químicos.

- Aplicar sistemas de control de calidad para producir productos de camarón seguros y de calidad.

- Implementar medidas para la cosecha sanitaria, manipuleo y transporte del camarón.

Principio 8: Responsabilidad social.

Desarrollar y operar granjas en una forma socialmente responsable que beneficie a la granja, las comunidades locales y el país, y que contribuya efectivamente al desarrollo rural, y particularmente al alivio de la pobreza en las áreas costeras, sin comprometer el ambiente.

Justificación:

Hay un incremento en la demanda por productos que son producidos por medio de prácticas de crianza de camarón ambientalmente sustentable, pero que han sido producidos por empleados quienes fueron tratados con justicia, y que la empresa que produce el producto es componente activo y respectado en la sociedad. Esto podría ser la responsabilidad de una sociedad civilizada, de que los beneficios derivados de la crianza de camarón son repartidos equitativamente.

Guía de implementación:

- Minimizar los conflictos con las comunidades locales que puedan resultar del desarrollo de la granja de camarón y la operación, y asegure de que el desarrollo de la acuicultura son mutuamente benéficos.

- Tomar medidas para asegurar que la crianza de camarón beneficie a las comunidades en las áreas de la granja de camarón.

- Asegurar el bienestar y mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores de las granjas de camarón.

- Minimizar el riesgo para los pequeños productores que incursionan en la crianza de camarón mediante el entrenamiento, extensión y técnicas apropiadas, y soporte financiero.

- Proveer entrenamiento a los productores y trabajadores en prácticas responsables de crianza de camarón.


Puede acceder a la versión original del documento en su idioma original en: http://www.enaca.org/uploads/international-shrimp-principles-06.pdf