GUAYAQUIL (El Telégrafo).- Los complicados trámites y el proceso de implementación del Decreto Ejecutivo Nº 1442, para la exoneración del pago anticipado del Impuesto a la Renta (IR) impiden que el sector acuícola del país se beneficie con esta decisión gubernamental, afirmó César Monge, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA).

Monge señaló que tras 7 meses de estar vigente este decreto, firmado por el presidente de la República, Rafael Correa, en noviembre del año anterior, luego de la reunión que sostuvo con los representantes de los sectores exportadores del país, con el que se comprometía a ayudarlos ante los efectos que traería la crisis financiera mundial, este no llena aún las expectativas que se pensaba en un principio.

La situación del sector acuícola se torna grave en la actualidad, debido a la caída de sus exportaciones en los primeros cinco meses de este año, los cuales se ubican en alrededor de un 7% menos con relación al mismo periodo del año anterior, según las cifras del Banco Central del Ecuador.

Esta reducción de las ventas de camarón, a causa de la crisis mundial, ha ocasionado que varias de las empresas agremiadas al CNA reporten una iliquidez financiera, pese a ello, el sector debe cancelar ese tributo al Servicio de Rentas Internas (SRI), apuntó Monge.

“Con la firma del Decreto 1442 hacía prever que esto sería aplicado de una manera sencilla y ágil, y en la práctica, ni el sector floricultor ni el camaronero, que son los dos sectores, quizás más afectados por la crisis, han podido acceder o ser parte de un proceso dinámico, para cumplir con la exoneración del anticipo al IR, según lo estipulado en el acuerdo firmado por el Presidente”, manifestó.

Esta situación ha obligado al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) enviar comunicaciones al SRI, indicándole que considere al medio acuícola como un sector en crisis, y que se aplique la exoneración del impuesto a nivel del sector.

“Pero esto no ha sido así, porque hay gente que no tiene la capacidad, ni los recursos, ni el personal para hacer el trámite de manera individual, por lo que la aplicación del 1442 ha quedado en papel”, enfatizó Monge.

El subsecretario de Acuacultura, José Centanaro, confirmó lo indicado por el titular de la CNA, con respecto a la entrega de las solicitudes por parte del Ministerio, en el que pide al SRI revisar el procedimiento y tramitología del tributo.

Sin embargo, la contestación que ha dado la entidad tributaria en las dos primeras consultas no complace las exigencias solicitas por el gremio acuícola ni del propio Ministerio.

“El SRI respondió, pero  indica que se realice la exoneración de manera individual, es decir como exportador o como productor, pero lo ideal sería que sea haga como sector, no individualmente, por eso estamos elevando la tercera consulta para que se lo haga de manera conjunta y no individual”, señaló Centanaro.

Ante ello, el director regional del SRI, Juan Miguel Avilés, indicó que la normativa vigente de la Ley de Régimen Tributario no permite que se proceda al cobro de un impuesto por sector, sea este empresarial o agrícola, pese a que en algún momento fue analizado con el presidente Correa, cosa que no se definió.

Explicó que lo que está vigente en la norma tributaria es que cada contribuyente, sea este productor o exportador, solicite en la correspondiente Dirección Regional del SRI esta exoneración, previo a una evaluación que se le hará, para conocer si el solicitante puede o no acceder a la exoneración del anticipo al Impuesto a la Renta.

“Por ejemplo, podemos tener una parte del sector de la pesca con problemas de iliquidez, en el que tengamos que vialibilizar esta exoneración o reducción del pago del anticipo, pero así también podemos tener muchas empresas o contribuyentes que tengan una condición favorable, con lo cual no sería equitativo que todos estén beneficiados de este tipo de mecanismo, cuando quizás solo corresponda a una parte del sector”, subrayó Avilés.

De igual forma, añadió que el reglamento tributario señala tres condiciones para conceder la exoneración o rebaja del anticipo; una es que el empresario vaya a tener pérdidas, dos, que las rentas que tenga en este año sean inferiores a la del año anterior o tres, que las retenciones de por sí vayan a cubrir el impuesto a la renta a pagar por parte del contribuyente.

“Si fuera cualquiera de estos tres elementos, pues la administración del SRI sin ningún reparo concede la exoneración o rebaja”, mencionó el funcionario.

Pese a ello, Avilés señaló que su representada está dispuesta a reunirse con cualquier sector productivo del país, a fin de explicar, a través de charlas o talleres, cómo el SRI ejecuta este programa tributario.

Agregó que de los 1.255 contribuyentes que hay en el sector pesca, se han reportado el pago solo de 4,5 millones de dólares por concepto del anticipo al IR.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec