(Hoy).- La crisis mundial ya le pasa factura al sector camaronero ecuatoriano. Las exportaciones del crustáceo bajaron cerca del 18% durante los primeros cinco meses de 2009.

Si entre enero y mayo de 2008 el mercado local registró ventas externas de 34,1 millones de libras, este año apenas llegaron a 27,7 millones, lo que significó 6,3 millones (libras) menos.

La disminución, registrada por la Cámara Nacional de Pesquería, también se sintió al sacar las cifras en dólares. Durante los primeros cinco meses de 2009, los ingresos por este concepto apenas fueron de $53,9 millones, mientras que en el mismo período de 2008 estas se ubicaron en $76,9 millones, lo que significó una baja de $22,9 millones. Por ello, los exportadores ecuatorianos dejaron de recibir 29% del total logrado en el año anterior.

En torno a los factores que han provocado esta disminución, la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) determina que esta tendría que ver con la recesión del mercado, la sobreoferta de camarón y también la reducción de los precios internacionales.

En cuestión de precios, si en agosto de 2008 el valor por libra era de $2,5, hoy ha caído a $1,94, lo que definitivamente incidió en el decrecimiento de los ingresos por ventas de este producto.

De hecho, la reducción de las exportaciones de camarón a causa de la crisis mundial ha ocasionado que varias de las empresas agremiadas a la CNA reporten iliquidez financiera.

Sin embargo, la situación del sector acuícola se torna más grave a criterio de César Monge, titular de este gremio. Este sector aún enfrenta serios inconvenientes con el proceso de implementación del Decreto Ejecutivo N.º 1442, que establece la exoneración del pago anticipado del Impuesto a la Renta (IR). "Aún no nos hemos podido beneficiar con esta decisión gubernamental pese a que el mismo presidente la dio a conocer el año pasado", precisó Monge.

La anomalía se da aunque la medida ya cuenta con siete meses de vigencia y estaba encaminada a la exoneración del pago de este tributo.

"Pensábamos que esto sería aplicado de una manera sencilla y ágil. En la práctica, ni el sector floricultor ni el camaronero, los dos más afectados por la crisis, han podido acceder o ser parte de un proceso dinámico para cumplir con la exoneración del anticipo al IR", es la queja del representante de los camaroneros.

El compromiso se dio en noviembre del año pasado entre el presidente Rafael Correa y los representantes de los sectores exportadores del país, pero hasta la fecha no se concreta. La demora en la aplicación de este beneficio se da, según Monge, pese a que el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) ha enviado algunas comunicaciones al Servicio de Rentas Internas (SRI) indicando que considere al medio acuícola como un sector en crisis, por lo que urge la aplicación del decreto 1442.

El SRI, por su parte, habría citado como requisito que el pedido se realice de manera individual, lo que para Monge resultaría poco conveniente.

"Hay gente que no tiene la capacidad, los recursos ni el personal para hacer el trámite de manera individual", acotó Monge.

El subsecretario de Acuacultura, José Centanaro, confirmó lo indicado por el titular de la CNA con respecto a la entrega de las solicitudes por parte del Ministerio, en las que pide al SRI revisar el procedimiento y tramitología del tributo. Pero hasta ahora la contestación que ha dado la entidad tributaria en las dos primeras consultas no complace las exigencias del gremio acuícola, ni de la propia Secretaría de Estado.

Los efectos de la crisis financiera mundial no solo serían para el crustáceo local, sino también para la producción de otros países del mundo.

Fuente: http://www.hoy.com.ec