MEDELLIN (El Tiempo).- Una especie de macroalgas marinas provenientes de las costas colombianas podría servir para producir medicamentos que combatan la enfermedad.

Así lo reveló un estudio realizado por el grupo de investigación en biotecnología animal de la Universidad Nacional sede Medellín y el grupo de investigación de productos naturales marinos de la Universidad de Antioquia.

La investigación realizada con una especie de alga llamada Digenia simplex, cuyas muestras fueron recolectadas en el Parque Tayrona en el 2002, y de la cual se tomaron extractos de etanol, mostró que esta especie contiene en sus partículas un potente efecto antimitótico y citotóxico, es decir, cuando están en el período de la mitosis detienen la actividad celular, un efecto similar al que logran los fármacos para tratar el cáncer, pero con la ventaja de que, en caso de ser desarrollado, sería una medicina natural.

"Estos resultados nos generan expectativas, ya que es muy positivo que hayamos demostrado que tenemos recursos propios de nuestro país, en este caso marinos, que tienen gran potencial de sustancias de interés biomédico o farmacéutico", explica Alejandro Martínez, científico y coordinador del grupo de investigación de productos naturales marinos.

Las propiedades de las algas

El cáncer es, según la Sociedad Americana del Cáncer, el causante del 13 por ciento de las muertes en el mundo. Sólo en el 2008 se registraron más de 8 millones de muertes por este mal, y son los más frecuentes el cáncer de mama, colon y pulmones. Según la ONU, en el 2010 el cáncer será la primera causa de muerte en el mundo, por el incremento en el consumo de cigarrillo.

Las macroalgas marinas, son vegetales que proliferan en el fondo del mar y crecen adheridos al material que forma la costa. En general, son poco conocidas pues para verlos es necesario encontrarse en la playa en los momentos de marea baja, cuando el sustrato queda al descubierto. En las costas colombianas se conocen más de cien especies de este vegetal.

"Los estudios dedicados a la búsqueda de sustancias antineoplásicas en organismos marinos, especialmente en algas, han llevado a reconocer estas especies como una fuente de agentes antibacterianos, antivirales, citotóxicos, y especialmente, antitumorales, lo que las convierte en un potencial grande para crear fármacos, sobre todo para enfermedades que mundialmente buscan ser curadas, como el sida y el cáncer", afirma Martínez.


Para el caso del cáncer, las sustancias extraídas serían útiles para el tratamiento de aquellos tipos de cáncer que se formen a partir de un tumor, pero no los que surjan de efectos secundarios, como el cáncer de pulmón.


Luego de los resultados obtenidos, que ya fueron puestos en conocimiento de la comunidad científica por medio de la revista especializada Vitae, los investigadores buscarán la forma de desarrollar una segunda etapa, que consiste en aislar las moléculas responsables de esta actividad y lograr una síntesis química. Para esto será necesaria una nueva recolección de muestras que deberá ser previamente autorizada por el Ministerio del Medio Ambiente.

"Este segundo paso nos confirmará que la sustancia no muestre toxicidad y así poder realizar los ensayos de evaluación en diferentes modelos hasta finalmente llegar a pacientes humanos. Es un proceso lento pero promisorio: puede tardar hasta diez años", concluye el coordinador del grupo de investigación.

Fuente: http://www.eltiempo.com