OVIEDO (LNE).- El desarrollo de la acuicultura en Asturias encuentra escollos en el mar, pero intenta sortearlos en los ríos y embalses. 

La compleja orografía de la costa y las rías asturianas no permite abordar proyectos demasiado ambiciosos. En cambio, especies como el salmón tienen posibilidades de desarrollarse en cautividad, aprovechando los embalses. En esa teoría se basa el proyecto que se llevará a cabo en Grandas de Salime

Las aguas embalsadas del Navia servirán para sustentar una granja piscícola, promovida por la empresa gallega Marcultura, orientada al engorde de salmones, con una producción de 3.000 toneladas anuales. El objetivo es elaborar y poner a la venta platos precocinados.

El anunció realizado esta semana por el comisario de Pesca. Joe Boerg, contrario a la apertura del caladero de anchoa en el golfo de Vizcaya ha vuelto a reavivar el debate sobre la necesidad de variar los hábitos pesqueros. La cría de especies en cautividad es, de momento, la alternativa mejor posicionada en los despachos de Bruselas.

España ha solicitado la inclusión de la acuicultura en la nueva reforma de la Organización Común de Mercados (OCM), que próximamente se debatirá.

Fuente: http://www.lne.es