(Xinhua).- Un grupo de centros científicos brasileños decidió unir esfuerzos para descifrar el genoma del Tambaquí (gamitana), uno de los mayores peces de la Amazonía y cuya carne tiene gran potencial comercial.

El Tambaquí se convertirá de esa forma en la primera especie de pez de la Amazonía del que se dispondrá de un mapa completo con su secuencia genética, informó hoy el estatal Instituto Nacional de Pesquisas de la Amazonía (INPA) en su página en internet.

El objetivo del INPA, que coordinará el proyecto, es estudiar los genes del Tambaquí que tengan mayor interés desde el punto de vista comercial y científico.

De acuerdo con Veral Val, investigadora del Laboratorio de Ecofisiología y Evolución Molecular del INPA, ese análisis permitirá descubrir los genes responsables por el desarrollo, la maduración sexual y la reproducción del animal, así como entender las características genéticas que le permiten adaptarse al ambiente.
Con el genoma descifrado, agrega la investigadora, será posible trabajar esos genes para facilitar la cría de la especie en cautiverio, algo que hasta ahora ha sido muy difícil, aumentar su población y garantizar su supervivencia.

El Tambaquí (Colossoma macropomum), un pez de agua dulce y carne apetecida que llega a medir hasta 90 centímetros, es una de las principales especies de pesca en la Amazonía y en general en la piscicultura brasileña.

Pese a que hay registros de ejemplares de esta especie de hasta 45 kilos de peso, actualmente, por la pesca intensiva y la reducción de su población, no volvieron a ser pescados animales de ese porte.

De acuerdo con Val, las investigaciones beneficiarán la cría de los peces en cautiverio y podrán favorecer la venta de su apreciada carne.

Los estudios también permitirán promover adaptaciones en la alimentación de la especie para mejorar el sabor de la carne y disminuir las grasas,además de influir en su crecimiento, factores importantes para la comercialización de la especie criada en cautiverio.

A su vez, el aumento de la población en cautiverio también podrá permitir la liberación de gran cantidad de animales en la naturaleza y evitar su extinción.

"Lo importante era reunir a investigadores con reconocida experiencia de trabajo en el asunto, principalmente en la identificación de secuencias genéticas, y convencerlos de la importancia de trabajar en la identificación del genoma del Tambaquí", aseguró Val.

"Ese paso ya lo superamos y ahora estamos preparando una propuesta para solicitar la respectiva financiación a las agencias de fomento a la investigación en el país", agregó.

Entre las entidades que se sumaron al proyecto, además del INPA, figura la Universidad de Sao Paulo (USP), la Universidad Federal de Amazonas(UFAM), la Universidad Federal de Pará, la Universidad Federal de Sao Carlos, la Universidad de Campinas (Unicamp) y la Universidad Nilton Lins.

Según Val, entre las agencias que pueden financiar el proyecto figuran las que promueven la pesquisa en la Amazonía, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el propio Ministerio de Pesca.