La Asociación Canaria de Empresas de Acuicultura (Aceac), ha mostrado su satisfacción y su "esperanza" de que las reuniones mantenidas recientemente con el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y con la consejera de Agricultura, Pilar Merino, sirvan para apoyar el desarrollo de un sector "que no pasa por su mejor momento y que necesita de un apoyo decidido por parte de las administraciones para disipar las dudas que se plantean ante un futuro incierto".

Aceac espera que Rivero "cumpla con su palabra" y visite algunas de las instalaciones de acuicultura que hay en cada una de las Islas. Así mismo, Aceac considera fundamental que se aumente la ficha económica del Poseican, que se modifique la ley canaria de Pesca para adaptarla a la realidad del sector de la acuicultura que se busquen nuevas vías de apoyo financiero a través de la banca privada.

Este último aspecto, recuerda Aceac en un comunicado, fue uno de los compromisos de Merino, que "aseguró que su departamento establecerá contactos con entidades financieras para contemplar las posibilidades de que éstas ayuden al sector de la acuicultura".

El presidente de Aceac, Roberto García, advierte de que "de no afrontar de inmediato los aspectos antes mencionados, el 70 por ciento de las empresas canarias dedicadas a la acuicultura podrían ir a la quiebra económica".

En los encuentros con el Gobierno se abordarón asuntos como la posibilidad de introducir nuevas especies, el desarrollo de un plan de formación para los trabajadores del sector, el impulso al desarrollo del Plan Regional de Ordenación de la Acuicultura en Canarias (Proac) y suspender el pago del Arbitrio a la Importación y Entrega de Mercancías en la compra de alimentos para peces.

También recuerda Aceac que existe el compromiso de que las administraciones trabajen para que las tasas portuarias sean las mismas en los recintos canarios con el fin de evitar desigualdades y en agilizar los trámites burocráticos que actualmente debe atravesar una empresa de acuicultura para ampliar su actividad, que se pueden extender durante un periodo de hasta dos años.

Aceac sí saluda el hecho de que la Consejería se haya comprometido a realizar una campaña publicitaria en positivo sobre la acuicultura. Al respecto, García insiste en la necesidad de que desde el sector turístico no se vea la acuicultura "como un amenaza, sino más bien todo lo contrario".

Más de una treintena de empresas se dedican a la acuicultura en las Islas generando empleo directo a alrededor de 250 personas. Gracias a esta actividad, la comunidad canaria es la primera en España en producción de doradas y lubinas.

Del total de pescado criado en las aguas del archipiélago para su posterior comercialización, el 70 por ciento se exporta a la península, mientras que el 18 por ciento se consume en Canarias, y el 12 por ciento restante tiene como destino los mercados de la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, concluye la nota.

Fuente: ACN