MADRID (El País).- Un equipo de científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha logrado varias puestas de más de cinco millones de huevos de atún rojo (Thunnus thynnus) en cautividad. Es la primera vez que se logra en el mundo, según un comunicado de esa institución, ya que en experimentos anteriores se había conseguido una cantidad escasa de huevos viables. 

Los expertos resaltan el hecho de que este logro es un paso esencial para lograr la preproducción y cría en cautividad de esta especie, es decir, para su explotación en acuicultura, lo que aliviaría la sobreexplotación pesquera que sufre.

Los experimentos se han realizado en el Centro Oceanográfico de Murcia (del IEO). Los científicos han inducido hormonalmente a los atunes, mediante implantes aplicados bajo el agua y 72 horas después se han logrado dos millones de huevos viables. En tres días (desde el lunes hasta hoy), los investigadores han logrado los cinco millones de huevos, que se van a utilizar ahora en la siguiente fase del proyecto, que se centra en el cultivo de las larvas. Las primeras puestas de huevos de atún rojo se han realizado en las instalaciones de El Golguel, en Cartagena), gestionadas por la empresa Tuna Graso, que participa en el programa.

Se trata del proyecto Selfdott, del 7º Programa Marco de Investigación, de la Unión Europea, y liderado por el IEO, cuyo objetivo es precisamente avanzar en el control artificial de la reproducción del atún rojo para obtener huevos viables y estudiar el desarrollo embrionario y larvario para la reproducción de peces juveniles. Además, se pretende "definir dietas eficaces y respetuosas con el medio ambiente, con el objetivo de reducir o eliminar la importación de potenciales procesos patológicos derivados de la alimentación con pescado crudo en la fase industrial de engorde", explica el IEO.

La captura y análisis del contenido estomacal de atunes juveniles silvestres sentará las bases para la preparación de dietas artificiales adecuadas a la especie para su producción en acuicultura. En el desarrollo del programa se mantendrán en cautividad individuos juveniles y maduros de Thunnus thynnus en dos lugares del mediterráneo para estudiar la pubertad y la influencia de la dieta en la maduración.

Fuente: http://www.elpais.com