Con el objetivo de postular a los fondos que entregará el gobierno, vía Innova Chile, para crear consorcios que exploten comercialmente los proyectos de biocombustibles desarrollados en Chile, la Universidad de Antofagasta junto a las empresas Prodalmar y Panades y Cia., acaban de formar el primer consorcio regional de este tipo, lo cual marca un hito en la relación entre el sector universitario estatal y la empresa privada. 

Como explica el director de investigación de la UA, doctor Carlos Riquelme, esta unión de fuerzas implica que las empresas aportarán cerca 700 mil dólares en un período de cinco años, los cuales se sumarán a los recursos que entregue el Estado.

“Este consorcio tendrá carácter de nacional, por eso estamos invitando a participar en la iniciativa a la Universidad de la Frontera de Temuco, así como a importantes industrias, principalmente aquellas generadoras de CO2”, explicó.

En este contexto, el empresario Rene Piantini, explicó que por medio de este consorcio se consolidará el proyecto desarrollado por la Universidad de Antofagasta a través del Laboratorio de Ecología Microbiana. “El objetivo es que en cinco años debemos estar produciendo a gran escala biodiesel en base a microalgas”, dijo.

Impacto

Según las estimaciones, en cinco años cuando comience la producción a escala comercial de este biocombustible, reemplazará un porcentaje importante del diesel tradicional y del carbón que se ocupa actualmente en Chile, por lo tanto, disminuirá la emisión de Co 2 a la atmosfera, uno de los gases más nocivos y causante del Calentamiento Global.

Por su parte, el empresario Mario Pizarro de Panades y Cia, explicó que los cultivos de microalgas necesitan un porcentaje de CO2, por lo tanto, se podría reconvertir este gas. “De esta forma también las industrias productoras de CO2, junto con disminuir las emisiones podrán ingresar al mercado de los bonos de carbono”.

Alianza

Tanto los empresarios como el directivo de la Universidad de Antofagasta calificaron como un hecho histórico la formación de este primer consorcio formado por el llamado que realiza el gobierno. “Partimos con una gran ventaja que es la investigación desarrollada en la UA cuyo éxito ya quedó demostrado. Además que la Universidad de la Frontera nos apoyará con su experiencia en la extracción de biodiesel de la biomasa”, precisaron.

Respecto a otros beneficios que tendrá esta iniciativa para la UA, el director de Investigación del plantel, precisó que se verán beneficiadas las áreas de formación de capital humano avanzado, la especialización de profesionales del campo de la acuicultura y la llegada de expertos internacionales en esta área.

En octubre próximo la Comisión Nacional de Energía y la Universidad de Antofagasta desarrollarán un seminario internacional de Producción de Biocombustibles en base a Algas, instancia en la cual participará el ministro de Energía de Estados Unidos.

Fuente: Universidad de Antofagasta