(Estrategia).- Por casi tres horas se reunieron ayer por la tarde en las oficinas del Bci en El Golf los principales bancos acreedores de las tres grandes empresas salmoneras que se encuentran renegociando sus pasivos.

En la reunión participaron, entre otros, Fernando Cañas (Banco Chile), Oscar von Chrismar (Banco Santander), Fernando Araya (Rabobank), y los encargados de la renegociación con las salmoneras por parte del BBVA y del Bci. En algún momento se habría incorporado a la reunión también el presidente del Bci, Luis Enrique Yarur.
Según trascendidos, la reunión se habría centrado en el caso de AquaChile, que adeuda unos US$380 millones a la banca, y que enfrenta esta semana la decisión de presentar un convenio judicial preventivo, siempre y cuando cuente con el respaldo de dos o más acreedores que representen el 50% de las acreencias, o de solicitar su propia quiebra en caso de no contar con ese apoyo. Ello antes que la quiebra le sea solicitada por no cumplimiento de una obligación mercantil luego que el Banco Bice le ejecutara un pagaré por US$6 millones.

El plazo para tomar una determinación al respecto vence esta semana. Sin embargo, los bancos más expuestos en el caso de Aqua Chile, BBVA (US$110,5 millones), Bci (US$70 millones), Rabobank (US$65 millones) y Banco de Chile (US$16,5 millones), estarían a favor de buscar una solución para no llegar al punto de la quiebra, considerando que de acuerdo al estudio de Jorge Claro, ese escenario les permitiría recuperar sólo un 25% de lo adeudado. A ello se suma el hecho que el resultado de las negociaciones con Aqua es también determinante para la definición del acuerdo con Multiexport y también para el de Invertec, que si bien ya estaría redactado, aún no ha sido firmado.

Fuente: http://www.estrategia.cl