Chiclana acogió esta semana una reunión de los acuicultores del término municipal y la Fundación Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía Ctaqua, que contó además con la participación del alcalde la localidad gaditana, José María Román.

Este encuentro se enmarca en el desarrollo del proyecto encargado por el Ayuntamiento de Chiclana a Ctaqua, encaminado a buscar distintas líneas de diversificación del producto, su comercialización de manera diferenciada, así como la identificación de las características más favorables para promocionar el pescado producido en esta localidad.

Cabe destacar que en la reunión celebrada en el Hotel Fuente Mar de Chiclana, estuvieron presentes más de 12 empresas de la zona que cuentan con más de 22 explotaciones dedicadas a la acuicultura tradicional.

Todos los presentes manifestaron su interés en participar en este proyecto que, entre otros objetivos, pretende comercializar de manera conjunta el pescado cultivado de forma tradicional en la localidad.

José María Román dio inicio al encuentro e incidió en la necesidad de impulsar y dinamizar el desarrollo de la acuicultura en Chiclana. Además, resaltó la importancia de dar un mayor uso y aprovechar los recursos de las 2000 hectáreas

de antiguas salinas de la localidad, especialmente las 250 hectáreas propiedad del Ayuntamiento y así poder facilitar la incorporación de nuevas empresas que quieran dedicarse a la acuicultura.

Por su parte, Juan Manuel García de Lomas, director gerente de Ctaqua, presentó las bases de desarrollo del proyecto.
Fruto de esta reunión se extrajeron importantes iniciativas.

Entre ellas destaca que los resultados no se mantengan circunscritos únicamente al término municipal de Chiclana; sino que, en una segunda fase, se extrapole a toda la Bahía de Cádiz.

Asimismo, algunos de los acuicultores presentes hicieron hincapié en la necesidad de realizar un estudio de viabilidad económico que acredite las garantías que tiene el desarrollo de este producto.

También manifestaron la necesidad de realizar un pliego de condiciones estricto para que sólo puedan acogerse al proyecto los acuicultores que trabajan la explotación mediante técnicas tradicionales.

Empezar a trabajar en el desarrollo de un centro común de manipulación y transformación de los productos tradicionales de la acuicultura, es otra de las iniciativas. En esta línea, durante la reunión se valoraron las diferentes vías de comercialización, éstas incluirían acuerdos con las pescaderías y grandes superficies o de lo contrario el desarrollo de puntos de venta exclusivos del producto.

En cuanto al nombre de una marca conjunta, se acordó definirlo más adelante, cuando se hayan identificado los valores a difundir. Por ello, se realizarán reuniones individuales con cada una de las empresas interesadas para comprobar su nivel de compromiso en el desarrollo de este producto.

Fuente: Xornal de Galicia