GUAYNABO (Primera Hora).- El Negociado de Pesca y Vida Silvestre del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) soltó seis mil bebés de lobinas o alevines, como se les conoce a los peces juveniles, al embalse La Plata, en Toa Alta.

El propósito de la cría de peces es mejorar la experiencia de pesca recreativa en los embalses, objetivo que figura en el plan del DRNA, Plataforma Verde, según informó el secretario de la agencia, Daniel Galán.
Las pequeñas lobinas entraron al embalse el martes en la tarde. Éstas nacieron en un vivero de peces de Recursos Naturales que hay en Maricao.

“La pesca recreativa es un deporte que auspiciamos en el DRNA, ya que promueve la unidad familiar y la sana diversión. Estas siembras de peces surten un efecto significativo en la pesca, mejorando la captura hasta en un 20%, lo que ayuda a la experiencia de las personas que practican este deporte,” señaló Galán Kercadó.

En el caso de La Plata, los alevines son sembrados en la tarde, a diferencia de algunos embalses, debido a que hay una población sustancial de tucunarés (ciclido de América del Sur). Los tucunarés son depredadores del más alto nivel, igual que las lo binas, y si los alevines se sembraran más temprano en el día, cuando están activamente alimentándose los tucunarés, se podría perder gran parte de la siembra por efecto de la depredación.

Investigaciones de Recursos Marinos determinaron que los tucunarés tienden a alimentarse hacia medio día.


Durante la siembra, se trata de repartir los alevines en habitáculos apropiados, con buenos refugios, a través del embalse. Las investigaciones indican que tienden a quedarse cerca de donde se cultivan, durante su vida entera, que suele ser de 1 a 3 años, aproximadamente.

Fuente: http://www.primerahora.com