Las truchas “steelhead” criada en hatcheries transfieren sus defectos genéticos que dificultan la supervivencia de su descendencia nacida en la naturaleza, según un estudio; lo que podría conducir a un cambio radical en la forma de cómo trabajan los programas de reproducción de salmón en la costa oeste.

El estudio de la Universidad Estatal de Oregon encontró que aun los peces cuyos padres fueron silvestres, desarrollan y transfieren sus defectos genéticos lo suficiente para amenazar la capacidad reproductiva de su descendencia.

De acuerdo con los científicos, las implicancias es que los programas de hatchery para todas las especies de salmónidos (incluido steelhead, Chinook y coho) podrían estar debilitando el balance natural y contribuyendo a la desaparición de los salmones en California, Oregon y Washington.

“Estudios anteriores sugirieron que los peces producidos en los hatcheries son de menor calidad, pero este estudio muestra que esto es mas perturbador de lo que creíamos” manifestó Tina Swanson, una científica pesquera y director ejecutiva de Bay Institute. “Este es un indicio claro de que los peces producidos en los hatchery pueden dañar las poblaciones silvestres. Esto incrementa mis sospechas de que los hatcheries no son la solución”.

El tema es de importancia critica para los biólogos, pescadores y gestores de los recursos hídricos en California, donde la estación pesquera del salmón puede cerrarse por segundo año después que falle el retorno de los salmones Chinook.

El río Sacramento-San Joaquin es históricamente la mayor ruta del salmón en la costa oeste y la mayor parte de estos peces son producidos en masa en los hatcheries.

Los científicos también señalan como responsable de la disminución a problemas ambientales y del habita, así como al calentamiento del océano.

Los hatcheries siempre fueron vistos como parte de la solución. El estudio de la OSU publicado en junio mostró que ellos podrían ser parte del problema.

Michael Blouin, profesor de zoología de OSU y autor del estudio, dijo que se estudio la huella genética de tres generaciones de peces silvestres y criados en hatchery del río Hood en Oregon, en el sistema del río Columbia, para conocer como se reproducen en la naturaleza. El análisis incluyo datos genéticos de los peces desde 1991.

Los resultados son importantes debido a que hasta ahora muchos biólogos piensan que los problemas genéticos se desarrollan después de varias generaciones y solo en los hactheries que son poco estrictos en los esfuerzos para asegurar la variabilidad genética.

40 millones de salmones por año

Las ramificaciones potenciales son grandes cuando se considera que 40 millones de salmones criados en hatcheries son liberados cada año en los sistemas de ríos de California. El US Fish and Wildlife Service liberó 12 millones de smolt de Chinook y California Department of Fish and Game libera 20 millones de smolt en el sistema del río Sacramento-San Joaquin. El resto son liberados en el río Klamath.

Fuente: SF Gate