(Prensa). La Unión Europea (UE) ha redoblado los requisitos sanitarios a las compañías que exportan productos pesqueros o acuícolas a su mercado.

 

Los planes de trazabilidad para las fincas camaroneras serán indispensables y los resultados de las pruebas sobre residuos de metales o tóxicos deberán provenir de laboratorios especializados.

Además de las inspecciones periódicas, se debe cumplir con nuevos procesos para inspeccionar la calidad de las plantas de hielo, plantas de procesamiento y otros asuntos relacionados con la operación de las fincas, explicó Reynaldo Lee, jefe de la Dirección Nacional de Protección de Alimentos (Depa).

Panamá se mantiene dentro de la lista "A" de países que pueden exportar a todos los mercados dentro de la UE, tras superar tres inspecciones sanitarias en los últimos cinco años. Una misión técnica de la UE arribará a Panamá entre el 13 y 17 de junio para realizar una cuarta inspección a las compañías panameñas y a los sistemas de producción que se utilizan en el país.

"Se están cumpliendo con todos los requisitos y confiamos en mantenernos la certificación", dijo Lee. "Los controles son cada vez más estrictos".

Los representantes de las camaroneras de Coclé se reunieron ayer con funcionarios de la Depa para evaluar los nuevos requisitos que exige la UE.

Fuente: http://www.prensa.com