VALPARAÍSO (Invertia).- Como una forma de incentivar que los centros acuícolas se instalen en los lugares del borde costero que sean compatibles con otras actividades, la Comisión de Pesca acordó en conjunto con el Ejecutivo, otorgar el aval del Estado para aquellas garantías de las concesiones que estén en lugares preferentes, de acuerdo a la zonificación del borde costero. 

Así lo afirmó el senador Antonio Horvath (RN), presidente de la instancia, que despachó a la Sala la iniciativa, en segundo trámite, que entre otras materias, propone entregar en garantías las concesiones acuícolas para que la industria de la salmonicultura pueda acceder a créditos bancarios.

"Solo en la medida que estén bien ubicadas en decir, en lugares declarados como áreas preferentes para la acuicultura y que sean compatibles con otras actividades como la pesca artesanal o el turismo, estas concesiones contarán con el aval del Estado", afirmó el senador Horvath.

Aclaró que "aquellas concesiones que estén mal ubicadas tendrán un nivel inferior y, si bien podrán constituir garantías, no tendrán el aval del Estado, como una forma de incentivar su relocalización en áreas más apropiadas".

El parlamentario aseguró que "el proyecto que salió de la Comisión es bastante distinto al que envió el Ejecutivo y el que llegó desde la Cámara de Diputados ya que permite armonizar los distintos sectores y actores del mar de Chile, es decir, los pescadores artesanales, buzos mariscadores, el sector turismo, la acuicultura, las áreas de conservación y los servicios de transporte, entre otros".

El senador Horvath, informó que también se introdujeron en el proyecto una serie de regulaciones sanitarias y ambientales para garantizar que no se repetirán situaciones como las vividas con el virus ISA que provocó daños enormes a la salmonicultura chilena.

"Sacamos de la Ley todo el concepto de barrios y áreas acuícolas y se sustituyó por el de Agrupación de Concesiones que son grupos de centros de cultivos que operarán de manera coordinada. De este modo quedará definido que los peces entrarán en el proceso en la misma fecha, compartirán los mismos descansos y contarán con normas sanitarias comunes", indicó.

Recalcó que "éste es un tema clave para poder aislar a los distintos sectores que no tienen por qué ser de una misma empresa pero que sí operen y se comporten de la misma manera".

De este modo, aseveró el legislador "se disminuyen los riesgos de contaminación y se independizan los distintos procesos de cultivos de peces". Además, aclaró que si "las exigencias de esta ley en materia sanitaria y medioambiental no se cumplen, entonces no sólo proceden las multas sino también son causal de la caducidad de la concesión".

Finalmente puntualizó que "en el texto legal se dejaron establecidos los derechos que tendrán los pescadores artesanales, el sector turismo y el transporte, en lugares que están simultáneamente ocupados por acuicultores, situación que hasta ahora no estaba determinada".