PALMA (EFE).- La Conselleria de Agricultura y Pesca estudiará a partir del año que viene el cultivo en cautividad de pulpos comunes y de roca, el "Octopus vulgaris", la especie más habitual en las aguas de Baleares.

 

Según ha informado hoy el Govern en un comunicado, este proyecto se pondrá en marcha desde la Junta Española Asesora de Cultivos Marinos, Jacumar, que hoy celebra su 66 encuentro en Palma.

Este estudio sobre la viabilidad del cultivo de pulpos se añade a los ya iniciados sobre el cultivo y la repoblación del cangrejo mediterráneo, de la corvina o del mejillón.

Los investigadores de la Conselleria, desde el Laboratorio de Investigación Marina y Acuícola (Limia) ubicado en el Puerto de Andratx, tratarán de conseguir cerrar el ciclo vital de esta especie en tanques de cultivo, centrándose en garantizar la supervivencia de sus larvas, que es el momento más delicado del ciclo reproductivo y que todavía no se ha conseguido de manera continuada en España.

Este proyecto empezará a partir del año que viene aunque los técnicos piensan en la posibilidad de recoger adultos de pulpo en posta a finales de este año.

El Director General de Ordenación Pesquera, Ignacio Gandarias, ha presidido la inauguración de esta 66 reunión de Jacumar, donde las administraciones públicas y el sector analizarán el estado de situación de la acuicultura española, según ha informado el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en un comunicado.

Gandarias ha informado de los datos de producción de la acuicultura española que en 2008 superaron las 290.000 toneladas, de los que el 78 por ciento de la producción correspondió a moluscos (principalmente mejillón, junto con ostras, almejas y berberechos) y el 22 por ciento restante a peces como dorada, lubina, rodaballo, trucha arcoiris y túnidos.

Durante la jornada se van a comentar los últimos avances sobre el uso de especies exóticas y el proyecto de reglamento relativo a la acuicultura ecológica.