LLANQUIHUE (El Repuertero).- Importantes temas para el desarrollo de la industria mitilicultura fueron tratados en la reunión sostenida, por los máximos representantes del Servicio Nacional de Pesca, SERNAPESCA,y la Asociación de Mitilicultores de Chile, AMICHILE.

Al encuentro asistieron el director Nacional de SERNAPESCA, Félix Inostroza, la jefa del departamento de Sanidad Pesquera de SERNAPESCA, Cecilia Solís; la jefa de la unidad de Acuicultura del Servicio, Alicia Gallardo; el jefe del departamento de Administración Pesquera y encargado del RAMA, Leonardo Núñez; el director Regional de SERNAPESCA Los Lagos, Francisco Fernández; el jefe de la división de Fiscalización de la X Región, Jaime Molina; el jefe de Gabinete de SERANPESCA, Germán Iglesias; el encargado de Comunicaciones del Servicio, Armando Castro; el presidente del directorio de AMICHILE, Patricio Leiva; el gerente de AMICHILE, Cristián Maino, el encargado del área de Desarrollo de Proyectos de AMICHILE, Ronald Gil; y los directores de AMICHILE Lautaro Valdebenito, Ingrid Suazo, Luis García-Huidobro, Sergio Olave y Gonzalo Fernández.

Durante la reunión se abordaron diversos puntos, tales como el procedimiento de implementación de SIVAX en la industria mitilicultora, la necesidad que presentan algunas exportadoras de choritos de validar formatos frescos- vivos a la Comunidad Económica Europea, y el rediseño al actual programa de Vigilancia y Control de Plagas del REPLA. “Además se confirmó la instalación de un laboratorio en Melinka a través de Aqua Gestión, para el análisis de muestras tomadas en puntos estratégicos del track de navegación de embarcaciones provenientes desde la Undécima Región, posibilitando la toma de muestras de agua a los wellboat y la necesidad de obtener resultados de los análisis antes de su ingreso a la zona No Declarada FAN”, según comentó el gerente de AMICHILE, Cristián Maino.

MODIFICACIONES AL RAMA

Asimismo, el jefe de Administración Pesquera de SERNAPESCA y encargado del RAMA, Leonardo Núñez, presentó las modificaciones hechas al reglamento medioambiental que rige la actividad acuícola y que afectarán directamente a la mitilicultura, entre ellas la exigencia de un recipiente para depositar los residuos sólidos en todos y cada uno de los centros de cultivo que involucre la generación de éstos, debiendo además existir un registro documentado de su destino y disposición, a partir del 2010

Sobre la postergación de la fecha de prohibición para el uso de sistemas de flotación sin recubrir, se enfatizó en que, hasta el momento, sólo se ha modificado la fecha y que se están realizando estudios que podrían modificar el reglamento en otros aspectos. “Aún cuando falta la confirmación por parte de SUBPESCA, la necesidad de cambiar ciertos aspectos en el reglamento que eviten continuar con la contaminación de las aguas y playas, es muy posible que se vuelva a postergar la fecha, por lo que en lo posible, sugeriría posponer medidas como forrar boyas de poliestireno expandido”, recomendó Maino.

Respecto a los INFA, SERNAPESCA anunció que desde el 1 de julio de 2009 es responsabilidad del Servicio recibir, revisar y pronunciarse sobre los resultados de los INFA, existiendo la prohibición de sembrar antes de contar con una respuesta del Servicio, o 3 meses luego de la recepción del informe por parte de éste.

AMICHILE Y RESA

Entre otros puntos tratados, se planteó la importancia que la industria mitilicultora participe no sólo en instancias consultivas del Reglamento Sanitario para la Acuicultura, RESA, sino que además se incorpore a él con el propósito de prevenir potenciales riesgos de enfermedades. Es debido a ello que la jefa de la unidad de Acuicultura de SERNPESCA, Alicia Gallardo, ofreció la incorporación de un representante de AMICHILE al comité que se formará para regular el funcionamiento de las Áreas de Manejo Sanitario, y otro al Comité Técnico del RESA, si es que la Subsecretaría de Pesca así lo aprueba.

En relación, Maino aseveró que “la preocupación del directorio de AMICHILE por participar en instancias superiores del RESA tiene que ver con la inevitable interacción que las industrias salmonera y mitilicultora tienen al compartir los mismos espacios de agua. Hemos considerado los riesgos que pudieran amenazar nuestra actividad desde la perspectiva sanitaria, y la incorporación de los mitílidos al RESA tendría consecuencias operativas muy significativas para los actores del sector, sobre todo en un proceso de cambios tan profundos como el que está viviendo la salmonicultura, que revisten una amenaza importante para la viabilidad de los productores más pequeños, que son una gran cantidad de pequeños empresarios y con quienes la Asociación tiene el compromiso de velar por sus intereses sin comprometer la sustentabilidad de la industria completa”, concluyó Maino.

Fuente: http://www.elrepuertero.cl