(Diario Información).- El grupo Culmárex, propietario de la granja marina Basademar, enclavada en plena bahía alteanense es un activo socio de la Red de Avistamiento de Delfines montado por la Conselleria de Medio Ambiente en el parque natural marítimo-terrestre de Serra Gelada. 

Siete de cada diez días en la zona se detecta la presencia de delfines mulares y otras especies de cetáceos que acuden a la zona para alimentarse de los bancos de peces que frecuentan la piscifactoría de la que aprovechan el pienso que suministran los cuidadores de la granja dedicada a la cría de dorada y lubina.

Esta situación convierte las granjas marinas en observatorios fundamentales desde donde los técnicos intentan conocer los hábitos y estado de conservación de la numerosa colonia de delfines que se ha establecido en esta zona.

La falta de alimento por la reducción de las especies que normalmente consume este depredador ha hecho variar su conducta y afronta esa falta de alimentación aumentando su presencia en las áreas donde se instalan estas piscifactorías, según han explicado fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente.

En días pasados, técnicos de la Red de Avistamiento de Delfines creada en el parque natural de Serra Gelada, visitaron las instalaciones de la piscifactoría, donde además han instalado un dispositivo de escucha, basado en un sistema de hidrófonos que detectan los sonidos de ecolocalización, similares a los que usan los murciélagos, específicos del delfín mular.

Además de delfines, en la misma zona se ha detectado la presencia de ballenas de pequeño tamaño. Según precisaba el director del parque natural, Eduardo Mínguez, actualmente frecuenta el área del parque una familia de entre doce a veinte delfines, y es posible avistarlos el 70% de los días, cuando éstos acuden a alimentarse de especies más pequeñas.

Fuente: http://www.diarioinformacion.com