OVIEDO (La Nueva España).- Asturias y Galicia, junto a representantes del País Vasco, Cataluña, Valencia, Andalucía, Canarias y Baleares, el Ejecutivo central y el sector productor (Opmega, Apromar, Agame, Onproa y Consello Regulador do Mexillón de Galicia), configurarán un grupo para defender los intereses acuícolas españoles en Bruselas ante la elaboración de normativas que les atañen directamente. 

En la reunión de la Junta Asesora de Cultivos Marinos (Jacumar) celebrada en Palma de Mallorca, se abordó el proyecto de reglamento relativo a la acuicultura ecológica y los últimos avances sobre el uso de especies exóticas.

Además, se trataron cuestiones como la nueva orden de zonas de producción de moluscos y los programas de control e higiene de la producción primaria en la pesca extractiva, en la acuicultura y en las zonas de producción de moluscos bivalvos vivos. También se dieron a conocer las propuestas de proyectos de planes nacionales que han de ser aprobados por la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP) -órgano asesor y científico de Jacumar- sobre nutrición y alimentación de larvas y subadultos de pulpo, materias primas alternativas a las harinas y aceites de pescado para elaboración de piensos acuícolas, optimización del cultivo y manejo de los erizos de mar y análisis de los métodos de sacrificio del pescado de crianza.

La producción acuícola española en 2008 alcanzó las 290.000 toneladas, de las que el 70 por ciento se obtuvo en Galicia, que aportó 202.246 toneladas.

El 78 por ciento de esa producción total española estuvo integrada por moluscos bivalvos -mejillones, ostras, almejas y berberechos- y el 22 por ciento restante por pescados como la dorada, roballiza, rodaballo, trucha arco iris y túnidos. En Asturias existen experiencias de cultivos de mejillones, a pequeña escala, en las rías del Eo y Villaviciosa. Las características de la costa del Principado dificultan la instalación de batesas como las de las Rías gallegas.

Las bateas están formadas esencialmente por una serie de flotadores que soportan una serie de listones de madera de eucalipto de forma rectangular, con una superficie no superior a los 500 metros. El numero de flotadores de las bateas está relacionado con el tamaño y la antigüedad de las mismas; así, las de más edad suelen tener un flotador central, mientras que las más modernas disponen de varios flotadores. En Galicia destacan las instaladas en las rías de Arosa, Vigo y Pontevedra.

Fuente: http://www.lne.es