(El Comercio).- El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuicultura y Pesca (Magap) firmó un Acuerdo Ministerial para regular a los laboratorios que producen nauplios y larvas para camarón.

 

Esa norma estipula que los laboratorios tienen que regularizarse en un plazo de seis meses y para ello deben contar con las instalaciones bien construidas y en producción de las larvas.

También expidió  una disposición que prohíbe, durante cinco años desde la publicación del Acuerdo en el Registro Oficial (RO), la autorización de nuevos laboratorios.

Eso implica que no se puede ampliar, construir ni operar y tampoco los laboratorios actuales pueden construir nuevas áreas de maduración o ampliar las existentes, que signifiquen un aumento de la producción.

José Centanaro, subsecretario de Acuicultura, dijo que se firmó este acuerdo para controlar la sobreproducción de nauplios y larvas. La demanda de los camaroneros es de 300 millones de nauplios diarios, pero la producción está en 400 millones.

Según Centanaro, algunos dueños de laboratorios pidieron ese control para acabar con la sobreproducción y el aparecimiento de laboratorios informales.

En cambio, Fabián Escobar, presidente de la Asociación de Productores de Post Larvas de Camarón de Santa Elena, indicó que esa norma atenta contra este tipo de  laboratorios y no están de acuerdo con ese aspecto.

“Hay reglas que cumplir,  hay gente que roba luz y agua, que no tiene acuerdo ministerial para trabajar y tienen que cumplir las leyes”, agregó el dirigente.

Según Escobar, esa disposición de control se está generando un monopolio del mercado, para que solo unos pocos puedan vender su producción. “Eso es criminal para el sector”.

Escobar añadió que no es necesaria esta  disposición, porque cuando se controle a los laboratorios, “con lo que estamos de acuerdo”, el mercado se va a regular solo, concluyó.

Fuente: http://www.elcomercio.com