Un investigador de la Adelaide University anunció que el cambio climático podría ser un problema menor para la industria pesquera, pero no para la acuicultura.

 

El profesor Corey Bradshaw indicó que la alta densidad de peces en las áreas de cultivo, los haría mas susceptibles a las enfermedades en el escenario del incremento de las temperaturas del océano.

En este sentido, Bradshaw explicó que las zonas orientadas a la acuicultura deben ser cuidadosamente consideradas.

De acuerdo con Bradshaw la posibilidad de tormentas mas frecuentes requieren del incremento de la inversión en infraestructura mas durable. Por ende, esto incrementará los costos operativos de la industria.