(Escambray).- La explotación de siete jaulas circulares en la presa Zaza, de las 13 que funcionan en Cuba, para la cría intensiva de tilapia roja y áurea, coloca a la provincia espirituana a la vanguardia en el empleo de esta tecnología que ya aportó las primeras 23 toneladas de producción.

Ese nivel de captura en una sola unidad, además de constituir un récord, enseña las potencialidades de esta experiencia para la crianza de peces, toda vez que la jaula circular posibilita un mejor aprovechamiento de los alimentos por los animales y un uso más eficiente del área del embalse.

También la utilización de tales estructuras humaniza el trabajo del hombre, redunda en la vitalidad de la especie, a la vez que arroja mejores dividendos económicos, porque disminuyen los gastos por concepto de reparaciones, si se le compara con la anterior modalidad de las jaulas cuadradas.

Filiberto González, jefe de la granja Zaza 1, explicó a la prensa que en la jaula circular, cosechada recientemente, se alcanzó un peso promedio de los peces de 388 gramos, muy superior al del método de cría anterior.

“Cada una de estas unidades, dijo, tiene 16 metros de diámetro y cuatro de profundidad, espacio capaz de acoger unos 70 000 ejemplares de tilapia. Pretendemos en lo que resta de año incorporar otras cinco jaulas a la granja y llegaríamos a 12”.

La novedosa tecnología, fabricada con el material conocido como PVC, en la empresa Ciegoplast, en la provincia de Ciego de Ávila, atesora características apropiadas para este fin como son: impermeabilidad, ligereza, inocuidad y resistente al fuego y al medio ambiente.

Los ejemplares se capturan a los 11 meses, cada jaula es atendida por un trabajador y como nota curiosa aparece que la tilapia roja se alimenta arriba, al borde de la superficie, mientras la áurea (negra), come en la profundidad de la estructura.

Antonio Eduardo Olaya, director de la actividad pesquera en Sancti Spíritus, resaltó la seguridad de estos dispositivos –atados desde la orilla- para soportar el embate de fuertes vientos y oleaje, resistencia demostrada el pasado año tras el paso del huracán Ike por la cercanías de territorio.

Fuente: http://www.escambray.cu