CARACAS (El Universal).- El Instituto Socialista para la Pesca y Acuicultura (Insopesca) aseguró que la disminución que desde el año 2007 ha presentado la producción camaronera en el país responde a la desinversión por parte de los industriales del sector. 

El presidente de Insopesca, Gilberto Giménez, indicó que la falta de inversión, aunada al descenso del consumo en el exterior por la crisis económica mundial, ha impactado negativamente la producción del crustáceo.

Giménez precisó que el año 2005 fue clave para la industria camaronera del país, porque se vio afectada por el virus del Taura, que provocó que se produjera apenas 23.536 toneladas de camarón, de éstas 74.8% fue aportado por el cultivo en las granjas; 17.9%, la pesca artesanal y sólo 7.2% por la pesca industrial de arrastre.

Luego de todas las medidas que tomó el Gobierno para controlar el virus, se logró un impacto positivo en el año 2006, cuando la producción alcanzó las 32.634 toneladas de camarón, de las cuales 64% fue del cultivo y sólo 9.3% de la pesca de arrastre.

Sin embargo, a partir del año 2007 se comienza a detectar una curva de disminución en la producción de camarones, año en el que se logra producir 30.103 toneladas, 6.5% procedente de la rastropesca; 58,5% del cultivo en las granjas, mientras la pesca artesanal creció y ubicó su producción en 34.8%.

Finalmente, el año pasado se produjeron 23.493 toneladas, de las cuales el aporte del cultivo fue de 68% y de la pesca industrial de arrastre 7.6%, precisó Giménez, según reseñó ABN.

"Estos porcentajes evidencian que la disminución de la producción no obedece a la eliminación de la pesca de arrastre como lo pretenden hacer ver, pues los niveles durante años siempre han estado por debajo del cultivo, además que el 98% de la actividad era dirigida a la exportación, muy poco se destina al mercado nacional", explicó.

El presidente de Insopesca aclaró que, a pesar de que Venezuela no es un país consumidor de camarón, el promedio percápita por año se ubica en 300 gramos.

"Tenemos dos plantas en Mérida y otras en Falcón que fueron recuperadas y nuestra idea idea es que conjuntamente con los camaroneros y la CVA (Corporación Venezolana Agraria) se ponga en las manos de los venezolanos este alimento y tengamos un impacto en la producción cerca del 20%", puntualizó.

Giménez destacó que el 54% de la capacidad de producción de las lagunas y granjas en todo el territorio nacional están inoperativas.

Fuente: http://politica.eluniversal.com