SONORA (Notimex).- La primera etapa del proyecto camaronícola de pescadores de la costa sonorense del Alto Golfode California, será de 200 hectáreas, ideado para proteger el medio ambiente.

El presidente de la Federación de Cooperativas "Pescadores de la Reserva", Carlos Tirado Pineda, mencionó que la primera cosecha de la granja de camarones puede lograrse en septiembre u octubre próximos.

"Dependiendo del clima, el tamaño del camarón y la lista de precios que se maneja en el mercado", dijo, se puede programar la cosecha, lo cual es otra de las ventajas de cultivar el crustáceo.

Las últimas semanas los cooperativistas pesqueros sembraron con camarones un total de 40 estanques de cinco hectáreas cada uno, localizados unos 100 kilómetros al sureste de esta frontera, dijo.

Mencionó que en dicho lugar en los años 90 operó la empresa camaronícola "Maritech", la cual exportó el crustáceo a Estados Unidos, pero después suspendió labores.

El dirigente cooperativista manifestó que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) proveyó a los pescadores de recursos por 25 millones de pesos para la rehabilitación de la granja.

Indicó que luego de rescatar los estanques se procedió a sembrar elcamarón de la variedad azul, el cual tiene una amplia demanda en el mercado internacional.

De acuerdo con el convenio suscrito ante las autoridades ambientales, Tirado Pineda mencionó que todos los pescadores que lo deseen pueden incorporarse al proyecto de cultivo de camarón.

Citó que el requisito es que entreguen su permiso de pesca de camarón o de especies de escama, con lo cual se logrará el retiro progresivo de redes depesca de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California.

Indicó que con estos proyectos alternativos a la pesca tradicional, se protege a la vaquita marina, la cual es una especie de ballena que está en peligro de extinción y que es común se enmalle en las redes.

Las actividades tradicionales de pesca, refirió, serán en lo posible sustituidas por proyectos de acuacultura, ecoturismo y comerciales, que garanticen el sustento a las familias de los pescadores.