MACHALA (Diario de Opinión).- La Subsecretaría de Acuacultura hizo un llamado a los camaroneros para que comiencen a regularizar las concesiones de los terrenos en donde tienen sus criaderos; por eso el pasado 15 de julio lanzó la campaña llamada “Que no te lleve la Corriente”.

Según ese despacho, esta acción tiene por consigna incitar a los productores camaroneros a regularizar sus propiedades, tal como dicta el Decreto Ejecutivo No.1391.

Si bien el plazo para que los camaroneros se regularicen es hasta marzo de 2010, la idea de la Subsecretaría en cuestión es que no se deje para el último esta gestión.

Para obtener la regularización se debe tomar en cuenta los siguientes aspectos: que en las áreas ocupadas esxita infraestructura opoerativa y que consten en los registros del CLIRSEN hasta 1999; además que la superficie máxima por regularizarse no exceda de 50 hectáreas para persnas naturales y 250 hectáreas para personas jurídicas.

También los camaroneros deberán -a su costo- reforestar las áreas de manglares talados en las áreas ocupadas ilegalmente, de acuerdo con estos parámetros; hasta 10 hectáreas, el 10 por ciento de reforestación; de 11 a 50 hectáreas, el 20 por ciento de reforestación y de 51 a 250 hectáreas, el 30 por ciento de reforestación.

La dependencia en cuestión, afirma que en Ecuador existen 175.748 hectáreas dedicadas a la actividad camaronera según estudios realizados por el CLIRSEN en el 2006.

De esta superficie, 101.500 hectáreas se asientan en zonas de playa y bahía (manglares y salitrales) de las cuales 44.642 no cuentan con concesiones. Por tal razón, desde principios de este año un grupo de trabajo interinstitucional ha venido reuniéndose para legalizar las hectáreas de camaroneras, que no disponen de sus respectivos acuerdos de concesión.

Ante esto, el Presidente de la República, Rafael Correa, firmó el Decreto Ejecutivo No 1391 con fecha 15 de octubre de 2008, el mismo que entró en vigencia el 27 de octubre.

El anunciado decreto establece que aquellas personas naturales o jurídicas que hayan ocupado sin autorización áreas en mayor extensión a las concedidas y para quienes nunca obtuvieron la concesión para ocupar zonas de playa y bahía y que venían explotando estas áreas desde el año 1990, deberán someterse al citado proceso.


Durante el plazo de un año -contados a partir de la publicación de este decreto en el Registro Oficial- los Ministerios involucrados (Coordinación de Patrimonio Natural y Cultural; Defensa; Ambiente y Agricultura a través de la Subsecretaría de Acuacultura) realizarán las gestiones para la ejecución de este decreto.

Fuente: http://www.diariopinion.com