Los peces de aguas europeas perdieron la mitad de su masa corporal en el lapso de algunas décadas por efecto del cambio climático, según un estudio del instituto francés Cemagref publicado en Estados Unidos.

Los investigadores de este instituto público especializado en la gestión sostenible de los recursos naturales estudiaron las poblaciones de peces en los ríos europeos, así como en el Mar del Norte y en el Mar Báltico.

Su conclusión, publicada en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', es que las diferentes especies de peces perdieron en promedio 50% de su masa corporal en el transcurso de los 20 a 30 últimos años y que la masa total de los peces actuales en aguas europeas bajó 60%.

Las especies más pequeñas tienden a tomar proporcionalmente un lugar más importante en los mares y cursos de agua, explicó a AFP el principal autor del estudio, Martin Daufresne.

Los investigadores ya sabían que las aguas más cálidas son generalmente habitadas por especies más pequeñas. Y que el calentamiento de las aguas tiene consecuencias en los flujos migratorios y en los hábitos de reproducción de los peces.

Pero el impacto de la retracción de los peces es "enorme", estimó Daufresne. Los peces más pequeños ponen a su vez menos huevos y son luego presas más pequeñas para sus predadores, entre ellos los humanos, lo cual tiene consecuencias graves para la cadena alimenticia y el ecosistema.

A pesar de que la sobrepesca tiene un impacto en la disminución del tamaño de los peces, "esta no es la única razón", observó el investigador. "Nuestro estudio establece que la temperatura juega un papel mayor".