SANTIAGO (Invertia).- Unas 325 veces más de antibióticos utilizó la industria chilena del Salmón en 2008, en comparación con Noruega, su principal competidora a nivel mundial, según reveló un informe del gobierno que fue solicitado por la organización Oceana en el marco de la nueva Ley de Transparencia. 

El informe, señala que el año pasado las empresas chilenas utilizaron 325.616 kg. de antibióticos en sus procesos productivos. Las noruegas en tanto, firmas que entregan su información regularmente a las entidades europeas que las fiscalizan, indicaron que sólo ocuparon 941 kg. para la misma labor y en el mismo periodo.

 

"Las cifras entregadas confirman que la industria salmonera chilena abusa en forma escandalosa de los antibióticos, lo que representa un grave riesgo para la salud pública. Los antibióticos usados en los salmones son muy similares a los utilizados en humanos, por lo que ciertas enfermedades que afectan a las personas pueden quedar sin tratamiento efectivo debido a que las bacterias se vuelven más resistentes", dice Alex Muñoz, vicepresidente de Oceana.

Al respecto, la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos, ha señalado que la mayoría de los antibióticos que pertenecen a la familia de las quinolonas, están prohibidos por sus efectos negativos en la salud humana cuando se utilizan en exceso.

En Chile, según señala el informe, el año pasado se utilizó, del total de los antibióticos, un 19,35% de Ácido Oxolínico y un 19,39% de Flumequina, ambos de la familia de las quinolonas. En total, fueron casi 150.000 kg.de esos antibióticos. En Noruega en tanto, para el mismo periodo y tipo de antibiótico, se utilizaron sólo 682 kg.

El informe desclasificado por el gobierno es de suma importancia para el mundo científico, pues desde hace años diversos expertos en la materia han solicitado información infructuosamente para elaborar estudios sobre este tema.

Anteriormente, en entrevista con este medio (ver link asociado), el microbiólogo Felipe Cabello, doctor chileno que trabaja en la escuela de Ciencias de la Salud del New York Medical Collegey y que fue la fuente del New York Times para revelar el abuso de los antibióticos en la industria nacional, señaló que "el punto importante es que a diferencia de Noruega, que tiene un control totalmente estricto del uso de antibióticos en veterinaria y en acuicultura, en Chile no existe".

"Yo soy un microbiólogo experto en el uso de antibióticos y en la resistencia y algo entiendo también de los aspectos sanitarios de estas infecciones. A mi modo de ver, hay un ejemplo en el mundo que es extraordinariamente exitoso en controlar las infecciones en la salmonicultura y esa es la experiencia de Noruega. Esa experiencia, se basa en que el gobierno de ese país y las instituciones encargadas de la salud de peces, saben inmediatamente la cantidad de antibióticos que se está usando diariamente y en qué regiones se usan, de tal manera que existe un control. Esa es la solución, no hay ninguna otra", agregó en la ocasión el experto.

Puedes descargar el informe aquí .