Chubut. El gobierno del Chubut firmó una carta de intención con la empresa Oil Fox S.A, de capitales nacionales, y una firma chubutense, destinado a promover y difundir la producción de biodiesel a partir del aceite de algas y microalgas, informó La Opinión Austral.

 

La carta de intención fue firmada en las oficinas que el gobierno chubutense posee en Comodoro Rivadavia, por el flamante ministro de Comercio Exterior, Turismo e Inversiones de Chubut, Martín Buzzi; Jorge Koloustian, en representación de la empresa Oil Fox S.A, y Marcelo González Machín, titular de la firma local, Biocombustibles Chubut S.A,

El acuerdo tiene por objetivo promover y difundir la producción de biodiesel a partir de aceite de algas y los negocios que pudieren surgir a partir de ello.

Asimismo la empresa se compromete a incorporar a su futura refinería toda la producción de aceite a base de algas que Chubut quiera venderle, así como la producción ya elaborada hasta el momento, para cuya realización las partes celebrarán un contrato en 90 días más que incluye el intercambio de conocimientos tecnológicos, agregaron voceros del gobierno chubutense.

Al referirse a la firma del acta de intención, el secretario de Hidrocarburos del Chubut, Sergio Bohé, señaló la importante presencia de la empresa de origen nacional Oil Fox que viene generando biocombustibles desde el año 1997, la cual ha profundizado una alianza estratégica con el grupo local Biocombustibles Chubut S.A., que se encuentra en formación, indicó.

Por su parte, el ministro de Comercio Exterior, Martín Buzzi, resaltó que este tipo de avances lo que hace es poner en valor decisiones que se tomaron en su momento cuando se decidió conformar el Centro de las Energías Alternativas que se ubica en Comodoro Rivadavia.

En tanto el titular de Oil Fox, Jorge Koloustian recordó que su empresa está produciendo biodiesel hace 10 años, cuando nadie hablaba de esta nueva fuente energética, a la vez que dijo que la Argentina, por ser el primer exportador del mundo de aceites, en especial de la soja, podría ser la Kuwait del mundo respecto a la producción de biodiesel.

En cuanto a las ventajas comparativas, Koloustian dijo que la demanda de Europa es de 9500 millones de litros. Argentina produce 7000 millones de litros de aceites, o sea que si se volcara toda la producción al biodiesel tampoco podríamos abastecer ni siquiera esa pequeña demanda.

Y añadió: tenemos un problema, porque en los contratos que firmamos a nivel internacional, el tamaño de la muestra que nos solicitan es 20 veces mayor a la capacidad de producción que tenemos actualmente y esto obligó que a que buscáramos inversores para crecer en esa escala.