Un grupo de científicos anunciaron un plan para producir etanol a gran escala, siendo el ingrediente principal las algas marinas.

 

Los planes incluyen la construcción de una granja de cultivo de algas marinas de 3 860 millas cuadradas en medio del mar de Japón. La granja podrá producir hasta 5.3 billones de galones de bioetanol al año, dijeron los científicos, lo cual es suficiente para satisfacer un tercio de la demanda por combustible al año en Japón.

El alga sargasso en el objetivo, y se emplearan bioreactores flotantes que emplean enzimas para convertir el alga en azúcar y luego en etanol. El mismo que sera almacenado y transportado en tanques.

Un impacto ambiental positivo de este proceso será la limpieza del mar de Japón. El cual esta bastante sucio en este momento. Las algas marinas pueden ayudar a  eliminar grandes cantidades de nutrientes que provienen de las costa de Japón y de Asía.

La propuesta fue formalmente presentada en la Internacional Seaweed Symposium en Kobe.