Villahermosa (TabascoHoy). Invadidos por lo que consideran una plaga mucho peor que las langostas, los pescadores de la laguna La Pera, Playa Larga y la Majagua -distante de esta capital a unos diez kilómetros-, decidieron usar sus redes de pesca, aunque se rompan, para atrapar cardúmenes completos del llamado "pez Diablo" y desecharlos a orillas del manto lagunar porque de modo progresivo exterminaron a las especies nativas.

 

Pertenecientes a la cooperativa Los Acosta, de la villa Parrilla 4a sección de la que subsisten docenas de familias dedicadas a esta actividad, denunciaron que desde hace mucho tiempo han venido padeciendo el deterioro de sus artes de pesca cada vez que trataban de sacar el sustento diario.

Ahora, se organizaron para limpiar la laguna lo más que se pueda porque ya no hay buena pesca, usando atarrayas y paños para capturarlos y tirarlos a las orillas para que mueran porque cada día se reproducen más comiéndose las larvas de especies nativas que antes eran las que inclusive comercializaban fuera de su comunidad.

De acuerdo al proyecto de tesis "Contribución al conocimiento de la Biología Liposarcus sp", elabora por la estudiante Maritza Edith Hernández Santos, del noveno semestre de la Licenciatura en Biología de la UJAT, reveló que el plecostomus atenta contra la estabilidad y la permanencia de las poblaciones endémicas y sus ecosistemas al competir por el territorio y la alimentación, ya que no pueden desarrollarse conjuntamente.

La universitaria, documentó que las condiciones climatológicas del país lograron que muchos organismos introducidos se adaptaran como el plecostomus, aunque ahora no tengan un aprovechamiento comercial.

Sus características llaman la atención al poseer un cuerpo cubierto por placas óseas -a excepción de la parte ventral- y la presencia de bigotes y barbillas que le facilitan la búsqueda e identificación de su alimento, que esta basada principalmente a los detritos, algas, pequeños moluscos y larvas de especies nativas.

Retrato de un demonio

Su cuerpo está perfectamente adaptado para la supervivencia en ecosistemas agrestes, a tal grado que ya ha desplazado a las especies locales. Hasta ahora, su cuerpo no es aprovechable comercialmente.
•    (plecostomus punctatus)
•    Familia: Loricariidae
•    Alimentación: detritos, algas y pequeños moluscos.
•    Origen: Sur de Brasil
•    Cuerpo:
•    Acorazado por placas óseas, excepto en su vientre y en cada escama posee espinas exteriores como autodefensa
•    Dorso y costados color marrón o gris amarronado con puntos obscuros y cinco rayas transversales oblicuas.
•    Bigotes y barbillas, y estructuras altamente inervadas que facilitan identificación de su alimento.
•    Aletas dorsales, anales con espolones
•    Dientes y ojos pequeños
•    Cráneo muy resistente

Fuente: http://www.tabascohoy.com.mx