La Habana (Granma). La cría intensiva en ambiente marino de tilapias rojas enjauladas se desarrolla experimentalmente por la empresa pesquera de Casilda, en la costa sur de la provincia de Sancti Spíritus.

 

Especialistas de la entidad explicaron a la AIN que en la primera ocasión valoraron la adaptación de los animales al agua salada y las propiedades organolépticas (sabor) de la carne, que según referencias internacionales se compara con la del pargo.

Antes de llevar los peces a la zona de engorde, se les adapta durante siete días en estanques artificiales para vivir en agua salada.

Actualmente cerca de la bahía de Casilda en cuatro jaulas crecen unos 50 mil ejemplares, alimentados con pienso de producción nacional para llevarlos a la talla comercial, de medio kilogramo.

La tilapia originaria de África pertenece a la familia Cichlidae, habita en la mayor parte de las regiones tropicales del mundo, donde las condiciones son favorables para su reproducción y desarrollo.

Esta especie presenta gran resistencia física, crecimiento acelerado, alta productividad, adaptación al cautiverio y asimila una amplia gama de alimentos.

En Cuba inicialmente se poblaron para la pesca extensiva los embalses, con gran demanda y aceptación de su carne por la población y actualmente se desarrolla además la cría intensiva en jaulas, esencialmente en agua dulce, para incrementar la disponibilidad de proteína para la alimentación humana.

La provincia de Sancti Spíritus dispone actualmente además de cinco granjas acuícola, con mil jaulas y un millón 600 mil ejemplares en embalses de agua dulce del territorio.

La tilapia es tan antigua como la historia del hombre, pues en una antiquísima tumba de Egipto del año 2005 antes de nuestra era, se encontraron pinturas que ilustran su captura.

Fuente: http://www.granma.cubaweb.cu