Yucatán (Diario de Yucatán). Las filtraciones por la mala calidad en la construcción de los estanques, el alto costo de la electricidad y el virus en las larvas que se “sembraron” hicieron fracasar el millonario proyecto de cría de camarón.

 

Integrantes de las tres cooperativas beneficiadas con granjas camaroneras —inauguradas el 28 de abril de 2004— revelan que incluso se carecía de electricidad al momento de ser presentadas de manera oficial, promovidas por el gobierno estatal por medio de su Secretaría de Desarrollo Social, cuyo titular era entonces Xavier Abreu Sierra.

También revelan que el laboratorio donde se debían reproducir las larvas de camarón, que actualmente está abandonado y nunca operó, se construyó en un terreno propiedad de Adán Pinto Castillo, compadre de Xavier Abreu.

Todo el proyecto costó 7.5 millones de pesos.

Fuente: http://www.yucatan.com.mx