Franklin. Investigadores de la University of Maine tuvieron éxito en la eclosión y crianza de juveniles de mero (halibut) del Atlántico, debido a que la pesca ha disminuido y esta restringida, los científicos y sus socios comerciales empezaron a criar el lenguado marrón hasta talla comercial y probaron si la crianza de mero en tierra es una empresa viable.

 

La última semana, los profesionales de la University of Maine y el presidente de Maine Halibut Farms, Alan Spear, estuvieron trasladando miles de juveniles de mero desde el criadero del Department of Industrial Cooperation’s Center for Cooperative Aquaculture Research’s de la University of Maine, a los tanques de un sistema de recirculación, donde los peces crecerán de 2 a 10 libras.

Algunos meros ya fueron comercializados en año pasado en importantes restaurantes de Maine, como Cleonice Mediterranean Bistro en Ellsworth y el restauran Fore Street en Pórtland.

Nick Brown, jefe operativo de la Center for Cooperative Aquaculture Research (CCAR), y su equipo estuvieron monitoreando y recolectando los huevos de Lana, Daisy, Neissa, Sylvia, Violet y otras hembras desovantes en tanques de reproducción de 21 pies. La estación de reproducción es desde mediados de febrero hasta mayo.

“Esperamos criar casi mil peces, pero estos sistemas fueron exitosos; esperamos producir hasta 25 000 peces al año, no obstante, tenemos capacidad para producir 100 000 juveniles al año” expresó Brown.

El administra una granja de mero en Digby, Nova Scotia. “Demostramos que podemos producir los peces y ahora estamos construyendo el sistema para engorde” anunció.