Vilagarcía (La Voz de Galicia). La organización de productores de mejillón, Opmega, acaba de recibir un revés al serles denegadas por parte de la Consellería de Pesca dos subvenciones para desarrollar un proyecto de investigación sobre biotoxinas.

 

El estudio ya está en marcha y la falta de financiación podría implicar su interrupción, según explicó el presidente de la organización, Esteban Paz. La directiva dio a conocer la situación en el transcurso de una asamblea celebrada el miércoles y decidió dejar en manos de los presidentes de las distintas agrupaciones la decisión sobre la continuidad o no del proyecto. En caso afirmativo tendrían que asumir los propios bateeiros los gastos o habría que buscar nuevas vías de financiación.

El presidente de Opmega expresó su extrañeza por la decisión de la Consellería de Pesca dado el alcance de la iniciativa. «Nos extraña que la Xunta no considere la importancia que tiene un proyecto de este calado teniendo en cuenta todos los problemas que están surgiendo con el marisco en Galicia. Además, este proyecto no sólo beneficia a Opmega, será bueno para todo el sector», explicó Esteban Paz. La iniciativa se desarrolla en dos vertientes: en los laboratorios y en el mar, donde las bateas de la propia organización actúan como campo de muestras.

Los objetivos que persigue esta investigación pasan por mejorar el sistema de detección de biotoxinas en las rías, agilizar la elaboración de los informes sobre el estado de las aguas hasta el punto de ofrecer resultados cada hora -actualmente pueden tardar hasta doce horas- y establecer los mecanismos adecuados para evitar que las toxinas alcancen los polígonos de bateas, y en caso de no conseguirlo, que el proceso de eliminación de la toxina en el molusco sea cada vez más breve.

Opmega se decidió a abordar estudios de este tipo a la vista de los problemas que año tras año le suponen las mareas rojas sobre la producción, con las consiguientes pérdidas económicas. Los episodios más virulentos provocaron en ocasiones el cierre de rías enteras a la extracción de mejillón durante semanas.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es