Después de un periodo de calma estacional en setiembre y octubre, el mercado de EEUU para el camarón empieza a agitarse para los meses de noviembre y diciembre, debido a que los proveedores están apurados por satisfacer las necesidades de último minuto de sus compradores. Pero este año, el mercado se encuentra “excepcionalmente quieto”, especialmente al nivel de servicios de comida rápida, informó un veterano de la industria camaronera.

Es claro que el mercado del camarón en EEUU esta sintiendo los efectos de la recesión. Por ejemplo, Indonesia esta experimentando dificultades en la producción este año debido a brotes de la mancha blanca. De acuerdo con un veterano de la industria, algunas empacadoras indonesias son incapaces de cumplir sus obligaciones contractuales y están siendo forzadas a adquirir materia prima (camarón) del extranjero.

Como resultado, las importaciones de camarón en EEUU desde Indonesia se han reducido 36% en julio y 41% en agosto, en comparación con los mismos meses del año 2008.

Pero la respuesta del Mercado camaronero en EEUU ha sido deslucida, y los precios permanecen firmes o han registrado una pequeña caída a pesar de la menor producción en segundo proveedor de EEUU durante el año pasado. En un año típico, los precios podrían incrementarse. A mediados de octubre, el camarón blanco del Pacifico cultivado en el sudeste de Asía mantuvieron un precio promedio de US$ 3.0 para los rangos 21-25 y 26-30.

Por otro lado, los camarones blancos grandes de México están golpeando el mercado del camarón de EEUU a una tasa creciente, agregando una presión adicional sobre los precios. Durante el mes de agosto, las importaciones desde México alcanzaron 35 millones de libras, un 75% mayor a lo registrado durante el 2008. Para mediados de octubre, las capturas mexicanas de camarón blanco fueron etiquetados con US$ 3.0 en promedio para los rangos 21-25 y 26-30.

Para los proveedores, este es un año duro, y los márgenes son débiles. “Las compañías prefieren mantener inventarios muy bajos, con la finalidad de mantener sus costos operativos lo mas bajo posible y esperando algunos indicadores positivos en la economía” indicó el veterano de la industria.

Fuente: SeafoodSource