(Economía y Negocios – El Mercurio). Está en el ABC de la economía. La demanda crece y la oferta está estancada. Ése es el escenario en el mercado de la harina de pescado y la conclusión es lógica. Los precios se han duplicado en 2 años y están en niveles de US$ 1.200 la tonelada. Por el lado de la demanda, son la acuicultura y el auge de la economía china los mayores impulsores.

 

El presidente de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), Federico Silva, dice que la industria acuícola a nivel mundial ha tenido un enorme crecimiento, lo que ha impactado al precio de la materia prima, ya que es una industria que requiere de proteínas como las que proporciona la harina y el aceite de pescado. Pese al aumento en los precios, hay una mala noticia para las empresas pesqueras. Los costos de producción se han disparado en los últimos años, producto del aumento en el precio del petróleo, que encarece los procesos y también los fletes.

Silva muestra estadísticas de la IFFO (International Fishmeal and Fishoil Organization): indican el alza en el consumo de la acuicultura. Mientras en 2002, esta industria consumió 44% de la producción total de harina de pescado, esta proporción subió a 57% en 2006. En el caso del aceite de pescado, consume 87% de su producción global.

China es un impulsor importante del consumo. Capta 25% de la producción total de harina de pescado y su crecimiento no amaina.

Según el análisis proporcionado por Sonapesca, en 2007 la producción chilena debería recuperarse en comparación con 2006, cuando cayó, sobre todo, por factores ambientales en la zona norte, y que afectaron con fuerza a Perú, mayor productor mundial con algo menos del 40% de la producción global de harina de pescado.

Unas 798 mil toneladas se deberían producir este año; un alza de 8,6% en comparación con 2006. De esa cifra, unas 305 mil toneladas se destinarán al mercado interno, para alimentar a la pujante industria salmonera del país.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl