(ANFACO). ANFACO, a través de su centro tecnológico y de I+D, CECOPESCA, ha organizado durante los días 12 y 13 de Abril de 2007 el II Congreso Internacional sobre Calidad y Seguridad de los productos de la pesca y la acuicultura.

 

 

Al comenzar estas jornadas, CECOPESCA se planteó como objetivo buscar un mayor conocimiento de las técnicas que permitan supervisar la inocuidad de los alimentos y la autenticidad de las materias primas, habituales en los productos elaborados por nuestras empresas, para que los sectores industrial y productivo puedan ganar el reto de futuro tanto en competitividad como internacionalización, manteniendo la confianza de los consumidores y las administraciones.

 

Para ello, se diseñó un programa que abarcase diversos aspectos de relevancia para el sector, como son las nuevas tecnologías, la identificación de especies mediante técnicas genéticas, las novedades legislativas que afectan al sector, etc. Igualmente, se contó para estas intervenciones con representantes de entidades y organismos de reconocido prestigio, tanto nacionales como internacionales. En este sentido, es destacable la participación en este Congreso de miembros de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, de expertos de diversas entidades foráneas y estatales, y de representantes de diversas administraciones competentes en materia pesquera.

Durante las dos jornadas del Congreso, la asistencia del público ha sido muy numerosa, con presencia destacada de representantes de las empresas del sector, investigadores de universidades y otros centros tecnológicos, miembros de las distintas administraciones, etc. El sentir general expresado por los asistentes al evento ha sido de satisfacción con los temas elegidos, así como el modo de abordarlos por los distintos ponentes.

De un modo más concreto, y como breve resumen de los temas abordados en el Congreso, queremos destacar las siguientes conclusiones generales y especificas:

Conclusiones Generales

1.- Este evento ha vuelto a confirmar la importancia de Galicia como referente internacional en la investigación aplicada al sector pesquero, en campos de tanta relevancia como el control de biotoxinas marinas, el aseguramiento de la calidad y autenticidad de las materias primas, y la trazabilidad.

2.- Los productos de la pesca y la acuicultura, tanto a nivel gallego como a nivel estatal, están cada vez sometidos por parte de las empresas del sector a mayores y más rigurosos controles de calidad y seguridad, lo que garantiza plenamente los productos que llegan al consumidor.

3.- Los aspectos científico-tecnológicos necesarios para el buen control de los productos de la pesca y la acuicultura continúan progresando de manera muy rápida, con el desarrollo de nuevas y mejoras técnicas que posibilitan un estricto control de la calidad de los productos comercializados.

4.- El compromiso con la seguridad alimentaria de las empresas del sector transformador y comercializador ha quedado patente en este Congreso, con la masiva asistencia de representantes de las mismas a las jornadas.

Conclusiones específicas

1. Se destacó el esfuerzo de unificación y racionalización en la nueva legislación de higiene (paquete de higiene), el protagonismo de la defensa de la salud publica, la sanidad animal y el medioambiente. En el momento actual, el consumidor puede y debe confiar en la seguridad de los productos alimenticios. Esa seguridad está fundamentada en el moderno esquema legislativo, la efectividad de los controles y la capacidad científico-técnica para la detección de potenciales amenazas para la Salud Pública.

2. La trazabilidad, como herramienta de la seguridad alimentaria (aunque no la única), adquiere protagonismo cuando se unifica toda la cadena alimentaria (enfoque “de la granja a la mesa”). Un correcto sistema de aseguramiento de la trazabilidad no solo protege al consumidor, sino que rinde beneficios a la empresa.

3. Los productos de la pesca y acuicultura de Galicia son de toda confianza para el consumidor; ofrecen desde hace tiempo un correcto y exhaustivo aseguramiento de la trazabilidad, y la garantía de seguridad alimentaria, además de mantener integras sus características de calidad.

4. La estructura de control de los Puestos de Inspección Fronterizos en su labor de control de las importaciones de terceros países, se ha adaptado al nuevo marco legal, destacando el esfuerzo de aseguramiento de la calidad de sus servicios que se plasma en el sistema de certificación y acreditación, y en la información puntual al operador.

5. Las Ciencias de la Salud y Nutrición son los pilares fundamentales de la actividad investigadora en el campo de los alimentos funcionales. Hay un gran mercado potencial para los alimentos funcionales, dadas las exigencias actuales de los consumidores que solicitan alimentos de mayor valor añadido.

6. Se debe profundizar en el estudio de las nuevas tecnologías de conservación de los alimentos: altas presiones, pulsos eléctricos, radiofrecuencias, combinadas con los tratamientos térmicos, que son, actualmente, una alternativa viable a disposición de la industria.

7. Se puso de manifiesto la plena vigencia de los métodos sensoriales por la evaluación de la “frescura” entendida como constancia de las propiedades del pescado. Sin embargo la contribución de otras metodologías analíticas es fundamental para una buena “radiografía “ del estado de frescura.

8. En el campo de las contaminantes bióticos (biotoxinas marinas), se puso de relieve el gran avance que supone la adopción del Protocolo Armonizado de Inspección, y los acuerdos entre la DG SANCO y el Laboratorio Comunitario de Referencia (CRL), para la creación de patrones certificados que permitirán la ínter-calibración de laboratorios. En el campo de los contaminantes abióticos se destaca el auge de las técnicas basadas en la genómica frente las técnicas analíticas tradicionales.

9. Se presentaron los últimos avances biotecnológicos en materia de autentificación y trazabilidad de especies. Concretamente, Fishtrace; una base de datos que integra datos taxonómicos y genómicos y que permite garantizar a los consumidores la trazabilidad de las materias primas y mejorar la gestión de recursos pesqueros.