Los líderes de la industria de las algas marinas en Filipinas e Indonesia, están juntándose para solicitar a sus gobiernos que negocien con China una disminución de las tarifas e impuestos al valor agregado de las importaciones carragenanos provenientes de ambos países.

 

Benson Dakar, presidente de la Seaweed Industry Association of the Philippines (Siap) y presidente ejecutivo de la Shemberg Co. (Shemberg), dijo que las tarifas chinas sobre las importaciones de carragenanos son de 35% y de las algas marinas de 25%.

“Queremos proteger nuestra industria de carragenanos, debido a que tiene los mayores ingresos” expresó Dakar, agregando que Indonesia y Filipinas son las mayores fuentes de algas marinas y carragenanos.

De acuerdo a Dakar, China es un mercado potencial para los carragenanos, sin embargo ellos prefieren importar las algas marinas como materia prima y procesarlas para obtener carragenanos. Esto explica porque este país ha incrementado los impuestos de importación sobre los carragenanos.

SIAP esta buscando la asistencia de la World Trade Organization (WTO), a través de la Association of Southeast Asian Nations Ministerial Committee y el Department of Agricultura, contra los altos impuestos chinos sobre las algas y carragenanos importados.