(El Mostrador). Tras dar a conocer las cifras de crecimiento del sector, el presidente de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), Federico Silva, solidarizó con la industria salmonera y rechazó la idea del senador socialista Camilo Escalona de fijar un impuesto específico para esta actividad acuícola, que se desarrolla fundamentalmente en las regiones de Los Lagos y Aisén.

 

“Es lo mismo que usted me hablara de un subsidio a los zapatos. Solamente digo que los impuestos específicos son bastante nefastos para el desarrollo del país”, indicó Silva.

“Creo que el sistema tributario con el que se ha manejado Chile en los últimos 15 años ha demostrado tener una claridad de normas, que han permitido y enfrentado las inversiones y el desarrollo del país, por lo tanto, introducirle cambios, más aún cambios tan sesgados, como en el caso del salmón, me parece que es darse una vuelta de carnero”, agregó.

En esa línea y consultado sobre si era atendible el argumento de Escalona, en cuanto a que la aplicación del impuesto era necesario, ya que hoy “una señora en la feria paga más patente” que una salmonera, el timonel de Sonapesca dijo, en tono irónico, que “debe tener un kiosko muy grande esa señora”.

“Lo que pasa es que esa es una opinión (la de Escalona) tan respetable como las del resto de 15 millones de chilenos. Por eso digo si hay una regla que se está aplicando ¿cuál es el motivo de cambiarla, especialmente ahora poniéndole otro argumento: el concepto de royalty sobre un área...Ojo es un área, no es que se esté extrayendo nada al medio (ambiente). No considero que sea apropiado ni siquiera conversar el tema en ese sentido”, afirmó.

A su turno, el gerente general de Sonapesca, Héctor Bacigalupo, agregó que antes de estar pensando en impuestos específicos, se debería pensar en el gran aporte que esta industria a la región de Los Lagos y Aisén, tanto desde el punto de vista del empleo, como de los beneficios asociados que trae éste en inyección de recursos a dichas zonas.

Fuerte crecimiento

En torno a las cifras propiamente tal, la entidad dio a conocer que entre enero y febrero las exportaciones pesqueras experimentaron un alza de un 46,5%, respecto de igual período del año anterior, lo que equivale a US$238,6 millones.

Este resultado se explica fundamentalmente por un fuerte crecimiento de los volúmenes vendidos (41,4%), lo que también se reflejó en los precios, entre un 10 y 46%. La excepción la constituyen los productos congelados, con una caída del 21,6%.

Fuente: http://www.elmostrador.cl