Roma.  Como el mundo consume más alimentos marinos, FAO anunció que esta trabajando para crear un nuevo estándar internacional para certificar seguridad de los productos pesqueros.

 

Actualmente, casi la mitad de los alimentos marinos consumidos son cultivados, la preocupación es si lo que se come es seguro y si este fue producido sin afectar al ambiente.

FAO esta haciendo el esfuerzo de crear un sistema de certificación que sea uniforme en todo el mundo, y que permita verificar que los productos pesqueros cosechados, son saludables, socialmente responsables y ambientalmente conciente.

“Establecer un esquema de certificación transparente, imparcial y fiable no es sencillo” dijo Lahsen Ababouch del Departamento de Pesca y Acuicultura de FAO. Sin un estándar global, los consumidores y productores están en la tarea de decidir cual método de certificación es más confiable. Como el número de los llamados estándares se incrementa, los consumidores están confundidos y pierden confianza en el sistema de certificación.

¿Quién establece los estándares? ¿Pueden los productores estar seguros que ellos se han formulado adecuadamente? ¿Están al alcance de los pequeños productores en los países en desarrollo? pregunto Ababouch. ¿Cuan extensos deben ser los estándares privados para suplementar la políticas gubernamentales de protección al consumidor, y como las dos pueden ser reconciliados?

Ababouch expresó que FAO, puede potencialmente resolver el problema con la creación de un sistema de certificación uniforme. Para este fin, la agencia, en colaboración con Organizacion No Gubernamental (ONG) Network for Aquaculture Centres in the Asia Pacific (NACA), están trabajando con organizaciones de certificación, productores, procesadores y grupos de consumidores para establecer guías globales para la creación de un nuevo sistema.

“La idea es trabajar juntos, un grupo amplio de diferentes personas involucradas en la industria, con la finalidad de determinar los términos de certificación, y establecer una estructura que pueda ayudar a los esquemas de certificación” dijo Rohana Subasinghe del Departamento de Pesca y Acuicultura de FAO.

“Esto ayudara a que los estándares de certificación sean creíbles, confiables e imparcial, y que de a los productores objetivos claros, que deben alcanzar”. Subasinghe agregó.

El primer taller se realizó en Bangkok, en donde se juntaron 72 grupos diferentes de 20 países.

“Hay un amplio consenso sobre la ruta ha seguir, los esquemas de certificación serán diseccionados en cuatro áreas principales: salubridad y calidad de los alimentos, impactos sociales de la acuicultura en las comunidades locales, los temas ambientales y la factibilidad económica” dijo Ababouch.

El próximo encuentro se realizara en Brasil, posteriormente FAO y sus socios presentaran un borrador de las guías a los gobiernos durante el encuentro del Subcomité de Acuicultura, que se realizara en Noviembre de 2008 en Chile.