Moaña (La Voz de Galicia). Una representación del sector bateeiro de Moaña, miembros de la cooperativa Socomgal, está desde del pasado jueves en el municipio catalán de Roses para celebrar el visto bueno del Gobierno catalán, de Costas y del ayuntamiento al proyecto de construcción de una nueva depuradora de moluscos que sustituirá a la actual en la que la cooperativa de Moaña trata el mejillón que vende en Cataluña y el sur de Francia desde 1995.

 

La empresa Servimar, en la que Socomgal participa con un 30% del capital, construirá las nuevas instalaciones en el puerto, ya que las actuales afectan a la bahía de la localidad turística de la Costa Brava.

La cooperativa depura unas 15.000 toneladas anuales de mejillón en Roses y lo distribuye desde allí al sur de Francia y a distintos puntos de la Costa Brava. La decisión de participar como socia en la empresa Servimar obedece al interés de los empresarios moañeses en consolidar este mercado, que le permite dar salida al mejillón de menor tamaño. El objetivo fundamental, según indica el gerente de Socomgal, Rosendo Queimaño, es vender el producto.

Una parte del mejillón extraído en las bateas que tienen los cooperativistas de Socomgal en Moaña y Cangas se carga en camiones frigoríficos en los puertos de Moaña, Domaio y San Adrián (Vilaboa) y se envía a Roses para depurar. Otra parte de la producción se envía directamente a Italia (unos 80 toneladas semanales entre septiembre y marzo) sin depurar, ya que el mercado italiano lo requiere así, para tratarlo en su propio país.

Clientes

Los períodos en los que por toxinas u otros problemas Socomgal no puede abastecer este mercado, Servimar recurre a mejillón de otros países, como Irlanda, Italia o Grecia. De esta forma, la cooperativa logra mantener sus clientes.

El proyecto del traslado de la depuradora viene de un par de años atrás. La actual, que seguirá funcionando hasta que esté operativa la nueva, que se ubicará en el puerto, es, según indica el gerente de Socomgal, una de las más antiguas de España. El Ayuntamiento de Roses tiene interés en el cambio de ubicación por motivos turísticos y Servimar, porque la actual instalación está ya obsoleta.

El traslado podrá ejecutarse tras recibir el visto bueno de la Generalitat y de Costas. El gerente de la empresa explicó ayer, en un acto celebrado tras la recepción a la delegación de Moaña, las características generales del proyecto tras extenderse sobre la importancia de las relaciones del sector mejillonero de Moaña con Roses.

El dirigente de Anfaco, Juan Vieites, dijo que iba a ser un proyecto innovador y aseguró que la nueva depuradora iba a ser una de las mayores de España y también de Europa. El alcalde de Roses, de CiU, valoró la construcción de esta instalación como una muestra de la identidad del municipio como pueblo marinero.

La inversión rondará los dos millones de euros. De ellos, Socomgal aportará, aproximadamente, 360.000 euros. Se estima que la nueva depuradora podrá estar construida en el plazo de dos años.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es