Chicago (Reuters).  Un virus en los Grandes Lagos, que ha matado diez mil toneladas de peces en los últimos años, esta expandiéndose y se constituye en una amenaza para la piscicultura continental, dijo un funcionario del Departamento de Agricultura.

 

El patógeno, la septicemia hemorrágica viral o VHS, causa sangrado interno en el pez. Este no es peligroso para el ser humano, aun si se consume peces infectados.

La agencia federal emitió una orden de emergencia en octubre, para limitar el movimiento de peces vivos, capturados en los ocho estados que se encuentran en el ámbito de los Grandes Lagos y dos provincias de Canadá.

“Estamos preocupados de que el virus pueda salir de los Grandes Lagos y afectar otras poblaciones” dijo Jill Roland, un patólogo de peces y asistente del director para la acuicultura en el USDA en Riverdale, Maryland. Roland explicó que el virus tiene el potencial para afectar la industria del catfish.

El catfish es el sector más grande de la industria de la acuicultura de USA, y representa un mercado de US$ 462 millones, de acuerdo a las estadísticas acuícolas del USDA para el 2005.

Se escucho por primera vez acerca del virus cuando se encontró un pez muerto en el lago Ontario y posteriormente se encontró un gran número de peces muertos en las playas del río San Lawrence, en mayo del 2006

El gobierno puede hacer muy poco para prevenir la extensión de la enfermedad, hasta ahora solo a limitado el movimiento de peces que pueden tener el virus.

Los peces capturados en los Grandes Lagos pueden ser usados como cebo en otras partes del país; y  algunas granjas comerciales algunas veces obtienen a sus reproductores de las poblaciones salvajes de peces.

Sin embargo, los peces migran naturalmente y los Grandes Lagos están conectados con el río Mississippi, el mayor cuerpo de agua que vierte en el Golfo de México.

Los científicos creen que el virus VHS se encuentra en los Grandes Lagos desde el 2003. Su origen es desconocido, pero los investigadores piensan que pudo provenir del agua de algunos buques.

Otra cepa de virus ha afectado la trucha y otros peces de agua dulce criados comercialmente en Europa, por varios años. “Este ha causado enormes problemas” dijo Roland.

Los científicos no están seguro de cuan fácil es el virus transmitidos entre peces y que porcentaje de peces infectados desarrollan los síntomas y mueren. Los peces también pueden ser infectados con agua contaminada con el virus.

John Dettmers, biólogo pesquero de los Great Lakes Fishery Commission en Michigan, expresó que hay 37 especies susceptibles. Estas especies incluyen al whitefish de lago, walleye y perca amarilla, entre las principales especies comerciales de peces.

Los síntomas pueden incluir ojos protuberantes, abdomen hinchado y lesiones que lucen similares a otras enfermedades, es necesario las evaluaciones para confirmar la presencia de VHS.

El virus ha sido detectado entres de los cinco Grandes Lagos, Huron, Ontario y Erie; y probablemente se disemine a los lagos Michigan y Superior, dijo Dettmers.