Aysen (Ecoceanos News). Luego de producido el terremoto y las gigantescas marejadas que azotaron el Fiordo de Aysén este sábado, el gobierno volvió a solicitar a la industria acuícola que retire sus jaulas salmoneras de ese lugar.

 

Así lo dio a conocer hoy el Ministro del Interior, Belisario Velasco, quién dijo a la prensa que "la Armada determina que por diversas razones no se puede trabajar en el mar en esa zona, pero yo creo que las empresas salmoneras tendrán que aceptar las razones por las cuales les estamos planteando esta situación".

La solicitud a las compañías salmoneras ya había sido señalada por autoridades regionales, lo cual fue reiterado por la Presidenta Michelle Bachelet en su visita a Aysén este fin de semana.

Las empresas que tienen centros de cultivo en el Fiordo son Friosur, Pesca Chile y AquaChile que en conjunto suman unos 150 puestos laborales.

El terremoto grado 6,2 en la escala de Richter generó derrumbes de cerros que cayeron directamente al mar y marejadas de hasta 6 metros. Esta situación cobró la vida de tres personas y mantiene desaparecidas a otras 7. Dentro de los desaparecidos se encuentran un trabajador de AquaChile, uno de Frío Sur y otros dos de Pesca Chile.

La asociación SalmonChile afirmó en un comunicado que “todas las empresas salmonicultoras de la zona están desde ayer colaborando en las labores de rescate. Tenemos fe y esperanza en que todos ellos puedan encontrarse en buenas condiciones”.

En relación a los daños en pontones y centros de cultivo salmoneros, aún no se ha podido determinar la magnitud, dado que los esfuerzos y el trabajo del equipo humano están concentrados en ubicar a las personas extraviadas.

SISMOLOGÍA DE U. DE CHILE APOYA RETIRO DE JAULAS

Además de la Armada y el Gobierno, el jefe de Sismología del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, Oscar Aranda,  presente en la zona del terremoto, advirtió que debe restringirse el acceso al fiordo de Aysén dado que es muy probable que la actividad sísmica continúe con igual o incluso algo más de intensidad.

"En primer lugar, la zona epicentral no es una zona adecuada para que haya gente en términos de trabajos normales o de paseo. Debe haber una restricción que sólo permita a la gente que tiene algo que hacer con el asunto que permanecer en la zona", aseguró Aranda a la Radio Universidad de Chile.

El experto afirmó que no puede afirmar que se trate de "una bomba de tiempo", pero que "en la medida que este bolsón magmático vaya surgiendo a la superficie, si es que lo hace, va a haber un incremento en la sismicidad, en cuanto al número y probablemente también se produzcan un nuevo sismo sensible tan fuerte o quizás algo más fuerte que los que ya se han sentido".