Con la potencial culminación de las tarifas sobre el camarón tailandes, el mercado camaronero podría volverse interesante. Sin la tasa de importación sobre el principal exportador al mercado de EEUU, debido a que la  Southern Shrimp Alliance and the Thai Frozen Food Association (TFFA) han informado un acuerdo, Tailandia podría cimentar su participación.

Esta posibilidad hace que la industria camaronera local no la tenga fácil. Aun si la tarifa de las importaciones de camarón desde Tailandia en noviembre se incrementa 9.5% del año anterior.

TFFA informó en diciembre que las exportaciones de alimentos de origen acuático tailandes podría crecer 2.2% este año. Al parecer los estadounidenses no tienen el suficiente camarón tailandes (o camarón en general). La FAO informó en enero que la demanda de camarón en EEUU probablemente permanezca estable hasta que la economía se recupere.

China y Ecuador también han incrementado sus exportaciones de camarón durante noviembre ha EEUU, en 18.4% y 19.9%, respectivamente. Sin embargo, las importaciones desde Vietnam durante ese mes cayeron en 32%; mientras que las importaciones de México fueron 17% menores durante el mismo mes, un periodo clave para el país.

A través de los primeros 11 meses de 2009, en general las importaciones de camarón en EEUU han caído 3%.
El abastecimiento de camarones grandes es débil y tiene una alta demanda, dijo un miembro de la industria.

A mediados de enero, el camarón blanco del Pacifico (Litopenaeus vannamei) de la categoría shell-on y headless fueron comercializados a un precio promedio US$4.0 para 16-20; US$3.0 para los rangos 21-25 y 26-30; menos de US$3.0 para 31-35; y menos de US$3.0 por libra para las tallas más pequeñas.

Fuente: Seafood Source