(Norte Castilla). En un principio se trataba de una jornada de protesta, pero se acabó convirtiendo en día de celebración. Alrededor de sesenta pescadores de la zona de Cervera, convocados por la Asociación de Pesca y Montaña Ribera-Pisuerga, se concentraron ayer para protestar por la política de pesca que está efectuando la Junta en la cabecera de los ríos palentinos, reprochando a la administración regional la falta de soluciones para frenar la mala situación de los recursos piscícolas, especialmente de la trucha.

 

Sin embargo, la situación parece haber alcanzado una solución tras la firma de un acuerdo con la Junta el miércoles pasado. Los representantes de la asociación de pesca Manuel González y Luis Javier García, y el alcalde de la localidad, Urbano Alonso, acordaron un convenio con el secretario general de la Consejería de Medio Ambiente, José Manuel Jiménez, y el delegado de la Junta en Palencia, José María Hernández. En él, la administración regional se compromete a controlar las poblaciones de cormorán, revisar la ordenación de los tramos de pesca y reforzar las poblaciones de trucha en los ríos de la Montaña Palentina.

Según Manuel González, presidente de la asociación, con este acuerdo se ha conseguido el 80% de las propuestas presentadas por los pescadores, logrando una respuesta a los temas más preocupantes. «Hemos logrado tener por escrito un compromiso para la solución de los temas más importantes, y esperamos que ahora se lleven a cabo», apuntó ayer González, resaltando la necesidad de mantener la pesca en la zona. «Es una atracción turística destacable que si no se cuida tendrá efectos negativos», matizó.

Los pescadores se quejan fundamentalmente de la falta de especies en el río. Según aseguran, los cormoranes se están cargando la mitad de las especies, y la repoblación con truchas autóctonas brilla por su ausencia. Por eso, aunque algunos se muestran escépticos, esperan que tras la firma, la normativa contribuya a la mejora de los ríos y a su repoblación. «Hemos conseguido que a lo hora de elaborar la normativa se tengan en cuenta tres aspectos fundamentales: la opinión de los pescadores, la realidad socioeconómica, y las poblaciones asentadas al lado de los ríos», explicó el presidente de la asociación, que matizó que lo único que desean es que «nos dejen disfrutar de nuestro medio ambiente de una manera sostenible».

Urbano Alonso, presente también en la concentración de ayer, se manifestó satisfecho con el acuerdo, ya que dice que si se pone en práctica ayudará a mejorar en gran medida la cantidad y calidad de la pesca. El alcalde recordó que la Junta se ha reunido recientemente con todos los ayuntamientos y juntas vecinales que son cabeceras de los ríos que se encuentran dentro del Parque Nacional y les ha informado que financiará el 100% de una depuradora de aguas y el 50% del mantenimiento de la misma.

Después de recibir la información pertinente acerca del acuerdo rubricado con la Junta. Los pescadores, entre los que se encontraban vecinos de Aguilar y Guardo, celebraron la buena noticia degustando vino y torreznos junto a la Casa del Parque.

Fuente:  http://www.nortecastilla.es