(Economía y Negocios). Casi la mitad de las exportaciones de la XI Región se relacionan con la industria salmonera (48%) y ésta provee cerca de 3.000 empleos directos que se estima serán 4.200 en 2010.

 

El gremio salmonero negó ayer tajantemente que el Gobierno les haya ordenado mover sus centros de cultivo ubicados en el fiordo de Aisén en forma previa al fuerte sismo y tsunami que el sábado recién pasado afectó a la zona y donde hubo víctimas fatales y desaparecidos.

"Jamás el Gobierno nos solicitó que nos trasladáramos del fiordo Aisén", dijo César Barros, presidente de SalmonChile, agregando que desde enero que las empresas que trabajan en el sector ya estaban en proceso de traslado de sus faenas en el fiordo Aisén, donde existen 15 centros de operación. Ello, en el marco del plan preventivo acordado entre las compañías y la Armada.

"Me extrañan las declaraciones de la Presidenta, ya que reflejan un desconocimiento de todo lo realizado por la comunidad de Aisén", afirmó. Como medidas preventivas, el gremio había establecido que los centros de cultivo contaran con el mínimo de dotación posible, vías de evacuación expeditas y la presencia de embarcaciones de alta velocidad en forma permanente en cada centro.

Según la información entregada por la Intendencia de Aisén, las salmoneras que operan en la "zona epicentral" son AquaChile, Pescachile, FrioSur, Salmones Antártica y Salmones Cupquelán. Estas compañías son referentes del sector, que agrupan un porcentaje importante de las exportaciones de la industria.

Plantas de proceso
El impacto mayor lo tendrán Pescachile y Friosur, dado que ambas compañías tienen además plantas de proceso en Puerto Chacabuco, a escasos kilómetros de los centros de cultivo, lo que les generaba ahorros de costos.

Son 15 centros de cultivo los que operan en la zona. En la XI Región hay 125 centros en total, mientras que en todo Chile, hay 534. Ante la actual situación, que mantiene paralizados por tiempo indefinido a los centros de cultivo ubicados en el fiordo, el ministro del Interior, Belisario Velasco, afirmó que conversará con las empresas salmoneras de la zona para establecer el retiro definitivo de sus jaulas de trabajo, para situarlas en cambio en zonas más seguras.

"La Armada determina que por diversas razones no se puede trabajar en el mar en esa zona, pero yo creo que las empresas salmoneras tendrán que aceptar las razones por las cuales les estamos planteando esta situación. Es en defensa de los trabajadores, porque se crean lugares de trabajo en zonas donde es difícil obtenerlo", expresó el jefe de Gabinete.

César Barros negó que como gremio no hayan tenido en cuenta los posibles problemas de seguridad ante un sismo mayor, y en efecto, señaló que "el Gobierno minimizó los riesgos asociados al enjambre sísmico, mientras que las municipalidades, la comunidad, la Armada, nuestra gente y la industria salmonera hemos estado trabajando para aminorar los riesgos que esta situación representa para la población".

Casi la mitad de las exportaciones de la XI Región se relacionan con la industria salmonera (48%) y ésta provee cerca de 3.000 empleos directos que se estima serán 4.200 en 2010.

Reunión clave
El jueves a mediodía se reunirá el ministro del Interior, Belisario Velasco, con representantes de las empresas que operan en el fiordo de Aisén y con el gremio SalmonChile.

En la cita, las empresas plantearán la necesidad de agilizar los trámites que se requieren para "mudarse" a otras zonas más seguras.

Otro tema a discutir es que las empresas que ya se están cambiando necesitarán de nuevas concesiones en la XI Región donde puedan construir sus centros de cultivo.

Aisén es una región importante para el desarrollo de la acuicultura. No hay concesiones acuícolas disponibles en Los Lagos (X) y muchos de los proyectos de expansión de las empresas se emplazan en esa zona.

Centros Son 15 los centros de cultivo en el fiordo de Aisén. En la XI Región hay 125 centros en total, mientras que en todo Chile hay unos 534 en operación.

Industria salmonera quiere una definición más rigurosa del área crítica en Aisén para evaluar su permanencia en la zona

Hasta ahora no hay una evaluación exacta de los daños, debido a la imposibilidad de acceder a los centros de cultivo donde millones de peces están abandonados.

"Lo que más queremos es estar fuera de las áreas de riesgo", dijo anoche el representante zonal de SalmonChile en Aisén, Carlos Odebret, al término de una reunión que sostuvieron ejecutivos de las cuatro mayores empresas que tienen centros de cultivo en el fiordo de Aisén con la intendenta regional, Viviana Betancourt.

La reunión había sido solicitada por los propios industriales que quieren identificar líneas de trabajo como una definición más rigurosa del área de riesgo, explicó Odebret.

"Comparto que hay que mirar las condiciones, hacer un análisis serio y si son zonas críticas, habrá que evitarlas. hay que ponderar en qué lugar se puede. ¿Quién va a querer operar en un lugar que se puede venir abajo?", señaló Carlos Vial, ex presidente de SalmonChile y dueño de Friosur.

Su empresa fue triplemente afectada por el terremoto del sábado pasado, porque a la desaparición de un trabajador y la destrucción de uno de sus centros, se suma un prolongado corte de energía eléctrica que tiene paralizada la planta procesadora en Chacabuco.

En Aisén todos coinciden en que el cierre del fiordo es un problema de la XI Región, porque la mayor parte de la producción sale precisamente por Chacabuco.

Y la salmonicultura en particular genera 5.000 empleos en la zona, recalca Betancourt.

"Nadie puede haber anticipado la magnitud de lo que ocurrió", sostuvo Vial. Pero tampoco se conoce hoy, porque las malas condiciones de tiempo y la prohibición de zarpe en Chacabuco impiden una evaluación real de daños.

La mayor parte de los 15 centros de cultivo está abandonado en el fiordo desde que se evacuó a cerca de 180 trabajadores, minutos después del terremoto.

No se sabe cuántos salmones fueron liberados de su confinamiento ni tampoco las condiciones de las jaulas destruidas.

Odebret dijo que la Presidenta Michelle Bachelet sugirió que salieran del fiordo, pero "queremos un empuje del Gobierno, porque hay que modificar concesiones, manejar plazos, embarcaciones. Ver en qué estado están los peces y evaluar cada caso en particular".

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl