Morelia (Mi Morelia). El Ayuntamiento de Morelia, a través de la Secretaría de Fomento Económico y con el apoyo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de la Coordinación Estatal de Pesca, realizó en 2006 acciones sin precedentes para impulsar el desarrollo piscícola del municipio.
En ese sentido, el titular de la Secretaría de Fomento Económico municipal (Sefeco), Luis Navarro García, señaló que para aprovechar los cuerpos de agua naturales con los que cuenta el municipio se llevó a cabo la siembra de 128 mil crías de carpa Israel, 55 mil de tilapia y 72 mil de trucha arcoiris.

El funcionario municipal manifestó que con estos trabajos tres mil 82 productores de 24 comunidades ya están en condiciones de mejorar su dieta alimenticia, ya que podrán producir cerca de 38 toneladas de pescado, además de obtener ingresos con la comercialización de los excedentes de la producción. 

Asimismo, sostuvo que, paralelamente, para continuar el fomento al cultivo de trucha arcoiris en las localidades de Chiquimitío, Loma Caliente, Ichaqueo y Atécuaro, fueron construidos ocho estanques rústicos, mismos que se suman a los 12 ya existentes hasta 2005.
 
Para Luis Navarro con estas acciones se contribuirá al fortalecimiento de la actividad acuícola, sector al que en 2006 se destinaron 155 mil 200 pesos de inversión.

Además, al hacer un recuento de los trabajos que se realizaron para fortalecer a dicho sector productivo de la zona rural de Morelia, recordó que a los productores piscícolas también se les otorgó un curso de corte y preparación de platillos, lo que ayudará a dar un valor agregado a sus productos.

Al respecto, el director de Desarrollo Rural de Morelia, Guillermo Revuelta Arreola, reiteró que la finalidad de esta capacitación fue darle un valor agregado al producto, lo que redundará en mayores beneficios económicos para las familias que se dedican a esta actividad.

El funcionario municipal recordó que en el municipio existen arroyos cristalinos y manantiales de agua que cuentan con las condiciones físico-químicas adecuadas que se pueden aprovechar para realizar el cultivo de peces, particularmente en lo que se refiere a la cría de trucha arcoiris, situación que debe ser aprovechada por las autoridades y los productores en beneficio de los morelianos.