EEUU.- George Chamberlain, presidente de la Global Aquaculture Alliance (GAA), informó recientemente que el síndrome de la mortalidad temprana (EMS, por sus siglas en inglés) continúa haciendo estragos en el sector mundial del cultivo de camarón; sin embargo, el avance en el conocimiento esta permitiendo mejorar las prácticas y controlar mejor la enfermedad.

En su presentación del 20 de mayo a los miembros del National Fisheries Institute Shrimp Council, Chamberlain actualizó el estado del EMS en las principales áreas de producción y entregó recomendaciones de los métodos de gestión para reducir los impactos del EMS. La actualización viene cerca de dos meses después que el GAA presentó un caso de estudio para identificar las prácticas de cultivo de camarón que previenen la manifestación del EMS. El estudio de caso actuará como una base de las recomendaciones para mejorar las prácticas de cultivo de camarón.

Estado del EMS

Chamberlain dijo que la incidencia de EMS en China varía entre las regiones. A inicios del 2014, el EMS apareció a una tasa baja en el este y suroeste de las provincias de Guangdong y Guangxi, pero manifestaron tasas de moderada a alta en el río Pearl y en las regiones Zhangjiang. Las granjas en el norte de China no habían sido sembradas.

Algunas operaciones han diseñado estanques profundos con fondos auto-limpiables que también usan fuertes tasas de recambio de agua para eliminar los lodos. La presencia de mortalidad por nodavirus y un parásito microsporidean, otros patógenos que afectan el hepatopáncreas de los camarones y causan un crecimiento más lento y una variación en el tamaño, han hecho que una identificación más efectiva de EMS sea un desafío en el país.

A pesar de la presencia de EMS, los recientes altos precios del camarón continuaron alentando la rápida expansión del cultivo de esta especie en Vietnam, destacó Chamberlain. Ahora que los precios han caído a US$5.00/kg, pocas granjas han sembrado, y las ventas de postlarvas han caído.

Tailandia fue nuevamente golpeada por el EMS. Las estimaciones de las producción del primer trimestre alcanzaron sólo las 30 000 t, comparados con las 100 000 t del año pasado. Luego de tres meses de temperaturas bajas y frente a la caída de más de 30% en los primeros 40 días, no se espera que muchas granjas puedan reponerse a tiempo.

En Malasia, la producción permaneció baja en general, a pesar que los esfuerzos concertados de las granjas a gran escala dirigido por Agrobest están dando resultados.

Chamberlain dijo que los primero brotes de EMS en México llegaron a Nayarit en el centro de Sinaloa y un par de granjas en Sonora. Las nuevas granjas en el sur y en el Golfo de México parecen haber escapado del EMS hasta ahora. Se proyecta una producción de camarón de 55 000 a 60 000 t.

India enfrenta un pronóstico inseguro con respecto al EMS. Los resultados de  las pruebas han sido inconsistentes y no concluyentes, por lo que los productores del país deberían ser considerados como libres de EMS en la actualidad.

Observaciones de expertos

Chamberlain compartió una serie de observaciones y recomendaciones formuladas por los miembros de un comité de expertos en EMS, organizado por GAA. Por ejemplo, las personas que han trabajado con el EMS han identificado diferentes niveles de toxicidad en múltiples cepas de bacteria Vibrio que causan la enfermedad. Aunque los métodos de prueba están mejorando, las pérdidas originadas por el EMS tienden a ser confundidas con mortalidades causadas por enfermedades virales como el síndrome de la mancha blanca y el síndrome Taura.
 
El EMS es transmitido verticalmente (en el exterior de los huevos) desde los reproductores a las postlarvas, y también pueden ser transmitidos al camarón vía el agua, canibalismo, heces, plancton, macroorganismos, aves y biopelículas. Una vez establecido en el ambiente, el EMS es difícil de controlar, dijo Chamberlain.
 
Es importante destacar que se ha encontrado en China que los antibióticos no son eficaces contra el EMS. Las pruebas de sensibilidad han demostrado que las bacterias responsables de los brotes de EMS ya han desarrollado resistencia a una amplia gama de antibióticos. Una investigación en México mostró que las cepas Vibrio patógenas tienen casi los mismos perfiles de resistencia que las cepas no patógenas. Sin embargo, los científicos mexicanos concluyen que los antibióticos no son efectivos, debido a que ellos no llegan eficazmente al patógeno que coloniza las superficie de quitina.

Recomendaciones:

- Se necesitan reproductores libres de EMS. La crianza selectiva para la resistencia al EMS implicaría desafiar las familias y seleccionar aquellas con las mejores supervivencias como padres para la próxima generación.

- Mejorar las prácticas de cultivo. Para eliminar el EMS y otros patógenos del agua, establecer una población microbiana equilibrada, sembrar con postlarvas saludables y gestionar de cerca la calidad del agua y de los fondos. La desinfección con cloro y ozono elimina múltiples patógenos. Para crear una comunidad microbiana madura, los probióticos y el policultivo pueden ayudar con la calidad del agua. Otras sugerencias fueron mantener la luz para moderar los bioflocs, evitar la sobrealimentación y remover regularmente el lodo.

- Emplear una fase de pre-cría. La pre-cría mantienen a las postlarvas jóvenes hasta que son más grandes y más robustas, al tiempo que se confirma que están libres del EMS. De 10 a 20 días en un raceway, tanque o jaula permite importantes evaluaciones físicas y médicas.

- Mejorar la infraestructura de la granja con estanques intensivos de bioseguridad. Los estanques pequeños y profundos, cubiertos con plásticos y redes contra aves permiten una mejor gestión de la desinfección y la alimentación, además de un mejor control de la calidad del agua, bioflocs y lodos. Los mayores rendimientos (30-50 t/ha) puede cubrir la inversión adicional.

- Identificar los aditivos de los alimentos que reducen la incidencia del EMS. Esto puede incluir inhibidores de detección, aceites esenciales o inmunoestimulantes.

- Es necesario integrar la gestión de la granja. Los sistemas fragmentados no proporcionan los controles necesarios en cada paso en el proceso de producción. La zona de gestión podría evitar que la granja comparta los canales de abastecimiento y descarga, y considerar la capacidad de carga de los ecosistemas. El acceso a los laboratorios locales bien equipados podría proveer una mejor detección del EMS.